Pablo Moyano busca apoyos para competir por la conducción de la CGT

·2  min de lectura
Pablo Moyano busca apoyos para pelear por la conducción de la CGT
Pablo Moyano busca apoyos para pelear por la conducción de la CGT

En su afán por liderar la CGT, Pablo Moyano, número dos del sindicato de los camioneros, trabaja para sumar apoyos. Reunió hoy a dirigentes de gremios del transporte, pero incorporó a la mesa a Mario Manrique, referente de los mecánicos del Smata, y a Guillermo Moser, de Luz y Fuerza, una organización que durante décadas, cuando estuvo bajo el mando de Oscar Lescano, tributó para el antimoyanista sector de “los Gordos” (grandes gremios de servicios).

La cúpula de la CGT, encabezada hoy por Héctor Daer y Carlos Acuña, pretende renovar autoridades entre septiembre y octubre. Debió hacerlo en agosto del año pasado, pero el Ministerio de Trabajo restringió las elecciones y asambleas sindicales por el avance de la pandemia.

Investigan a un empresario argentino por blanquear dinero de la corrupción chavista

Hugo Moyano, histórico rival del sector de “los Gordos”, dio luz verde para que sus hijos Pablo y Facundo construyan un frente que sirva de contrapeso y que pueda competir para ganar la futura de la conducción de la CGT. O, al menos, forzar una negociación con los otros bastiones que permitan ganar espacios de jerarquía en caso de una unidad ampliada, con un triunvirato o hasta un cuarteto en el mando. El presidente Alberto Fernández, incluso, fantasea con ser él el artífice de esa reunificación, con todos los sectores incluidos y una cúpula de más de una cabeza.

Los Moyano, en camioneros, con Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), en marzo pasado
Infocamioneros


Los Moyano, en camioneros, con Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), en marzo pasado (Infocamioneros/)

En este ajedrez sindical, tuvo un gran peso simbólico la foto del encuentro que mantuvieron el 8 de marzo los Moyano con Sasia, el reemplazante de José Pedraza en la Unión Ferroviaria, que camina desde hace meses en silencio por los despachos gremiales explorando consensos. Sasia tiene 53 años y es un dirigente que no comulgó con el kirchnerismo duro a partir de su apuesta electoral por Florencio Randazzo, con quien sigue en contacto. Los Moyano y Sasia coinciden en algo: debe haber un recambio en la CGT.

Reforma laboral

“La CGT está como apagada, cada dirigente está defendiendo su actividad, pero no veo una CGT que se ponga al frente de la problemática que están viviendo millones de argentinos”, dijo hoy Pablo Moyano en declaraciones a FM La Patriada. Y desafió a sus colegas: “Los que volteamos la reforma laboral tenemos que ser protagonistas de la nueva conducción de la CGT”.

En el encuentro de hoy en la exsede de taxistas, en la avenida José María Moreno, Moyano trazó ejes de discusión, aunque reconoció que la pelea de fondo es presionar por un recambio en la CGT. Así lo reconocieron a LA NACION dos dirigentes que participaron de la reunión.

Tal vez como estrategia de presión, Moyano intentará primero articular la poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), a cargo hoy del portuario Juan Carlos Schmid, y desde allí agrupar fuerzas para negociar con “los Gordos” y el barrionuevismo sobre la futura CGT. Los reagrupamientos recién comienzan.