Quién es Pablo Galíndez, el hermano del Presidente especialista en finanzas y negocios

·2  min de lectura
Pablo Galíndez
Twitter y Facebook

El primer ingreso de Pablo Carlos Galíndez a la quinta de Olivos ocurrió el 15 de diciembre de 2019, apenas cinco días después de que su hermano Alberto Fernández asumió la Presidencia. Desde entonces, lo visitó al menos 14 veces, de las que seis ocurrieron mientras rigió el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) que impuso el jefe de Estado ante el avance del coronavirus.

Galíndez ingresó a la residencia presidencial, donde se reunió con su medio hermano por parte de madre, aunque no trabajaba, ni trabaja para él, ni tampoco se desempeña en el sector público. Dedicado al mundo de las finanzas y los negocios , gerenció fondos comunes de inversión entre 2007 y 2015 y trabajó luego para la sociedad bursátil Tavelli hasta 2019.

Días antes del cumpleaños de Fabiola, el Presidente ya había roto la cuarentena “reforzada” con su hermano

Ya con su hermano como Presidente, sin embargo, cambió de empleo . Ingresó a Corporación América en octubre de 2020, en plena cuarentena. Desde entonces, en el holding de Eduardo Eurnekian figura en relación de dependencia bajo la órbita de la firma Proden SA, aunque su rol fue en la Bodega del Fin del Mundo, donde se desempeñó como “director de marketing”, aunque ya no lo es.

LA NACION procuró contactar a Galíndez, pero no resultó posible ubicarlo, ni en Bodegas del Fin del Mundo ni en Proden SA.

El vínculo sanguíneo entre el jefe de Estado y Galíndez es a través de su madre, Celia Pérez, quien murió en 2019, muchos años después del fallecimiento de su pareja, Carlos Pelagio Galíndez. Es a él a quien Alberto Fernández siempre consideró su padre y lo caracterizó como una figura clave en su formación.

Pablo Galíndez
Twitter y Facebook


Pablo Galíndez fue director de una empresa del holding de Eduardo Eurnekian (Twitter y Facebook/)

Siete años menor que el Presidente, Galíndez comparte intereses y amigos con el jefe de Estado, además de haberlo acompañado en algunos de los momentos más cruciales de su vida política. Entre ellos, su triunfo electoral en 2019, cuando se abrazaron y celebraron juntos en el búnker del Frente de Todos.

Aquel abrazo fue de a tres, porque a ellos se sumó la hermana mayor de ambos, Valentina “Piky” Fernández, quien sin embargo no figura en los registros de ingresos a la Quinta de Olivos desde 2019 en adelante.

Antes, durante y después de la cuarentena estricta que impuso su hermano, Galíndez ingresó en la residencia presidencial. Sus últimas entradas fueron para la Nochebuena y Navidad de 2020 –encuentros de los que también circularon fotos durante los últimos días–, y volvió a ingresar en enero y febrero de este año.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.