Países respaldan la creación de un impuesto mínimo global

·2  min de lectura
Fotografía de archivo del 7 de junio de 2017 de la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en París. (AP Foto/François Mori, Archivo)

FRÁNCFORT, Alemania (AP) — Unos 130 países respaldaron la creación de un impuesto mínimo global como parte de un esfuerzo mundial para evitar que las empresas multinacionales eludan impuestos al trasladar sus ganancias a países con tasas bajas, anunció el jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El acuerdo también prevé gravar a las empresas mundiales más grandes en países donde obtienen ganancias a través de negocios en línea, aunque sea posible que no tengan presencia física.

El anuncio siguió a una propuesta del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de crear una tasa de al menos el 15%, una iniciativa que impulsó las conversaciones hacia un plazo para concretar un acuerdo a mediados de este año. El acuerdo anunciado por la OCDE será discutido ahora por el Grupo de los 20 países más desarrollados durante reuniones a finales de este año, con la esperanza de finalizar los detalles en octubre e implementar el acuerdo en 2023.

Según el acuerdo, los países podrían gravar las ganancias de sus empresas en el extranjero si no pagan impuestos a través de subsidiarias en otros países. Eso eliminaría el incentivo de utilizar esquemas contables y legales para trasladar las ganancias a países con tasas bajas, ya que las ganancias serían gravadas en sus países de origen de todos modos.

No todos los 139 países que se unieron a las conversaciones firmaron el acuerdo. La propuesta de gravar a los países donde las empresas tienen ventas, pero sin tener presencia física excluye a las firmas extractivas, como la petrolera y minera, así como a los bancos regulados.

El acuerdo inicial enfrenta ahora más trabajo técnico para completar los detalles y revisión por parte del G20, que representa alrededor del 80% de la economía mundial. Se esperan más debates durante la reunión de los ministros de Finanzas del G20 en Venecia la próxima semana, y luego en la cumbre de líderes del G20 en octubre.

La propuesta de gravar a las empresas donde tienen ingresos, pero no presencia física requeriría que los países firmen una convención multilateral.

En Estados Unidos, Biden ha propuesto una tasa mínima del 21% sobre las ganancias en el extranjero de las grandes empresas estadounidenses con el fin de disuadirlas de trasladar las ganancias a paraísos fiscales. El impuesto estadounidense de Biden debe aprobarse primero en el Congreso, donde el presidente demócrata tiene apenas una mayoría estrecha.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.