Los países europeos acuerdan aumentar el gasto espacial

Un logotipo de la Agencia Espacial Europea (ESA) en su sede en Darmstadt

Por Tim Hepher

PARÍS, 23 nov (Reuters) -Los países europeos acordaron el miércoles aumentar su gasto en proyectos espaciales en un 17% en los próximos años, a medida que se intensifica la competencia con Estados Unidos y China, pero no lograron aprobar un paquete debatido en unas conversaciones ensombrecidas por la guerra en Ucrania.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) dijo que los ministros de sus 22 Estados miembros habían acordado destinar 16.900 millones de euros a diversos proyectos, que van desde la exploración de Marte hasta la investigación del clima en 2023-25, frente a los 14.500 millones de euros del anterior periodo presupuestario trienal.

"Esto proporciona a Europa los medios políticos, científicos y financieros para reforzar su soberanía espacial entre Estados Unidos y China", dijo el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, tras acoger una ronda de negociaciones que se celebra cada tres años.

La ESA, con sede en París, había pedido a sus 22 países que aportaran 18.500 millones de euros (19.060 millones de dólares) para financiar los lanzamientos de cohetes, los satélites y la participación de Europa en la investigación planetaria.

El director general de la ESA, Josef Aschbacher, dijo que los 2.400 millones de euros adicionales prometidos son un logro importante, teniendo en cuenta las dificultades económicas, y añadió que los programas se ajustarán, pero no se eliminarán, para cubrir la diferencia con los 4.000 millones que quería la ESA.

"Tendremos que ver qué se puede hacer y qué no se puede hacer a la misma escala que se había previsto antes", dijo.

Un delegado de uno de los principales países contribuyentes había indicado anteriormente que el fondo podría ser menor de lo previsto después de que las conversaciones paralelas se prolongaran hasta la noche del martes.

"Estamos llegando; el total está subiendo notablemente. Puede que no lleguemos hasta el final, pero (estaremos) cerca", dijo.

Alemania, que desde 2019 ha sido el mayor proveedor de fondos de la ESA, por delante de Francia, se empeñó en algunos aspectos del aumento propuesto mientras se alargaban las conversaciones s, dijo otro delegado.

Un escollo clave de última hora fue la financiación detallada de la red europea de lanzamiento de cohetes Ariane y Vega.

La ESA, cuyo cohete Ariane fue pionero en los lanzamientos comerciales, pero que ahora se enfrenta a la intensa competencia de SpaceX, de Elon Musk, busca mantener un papel clave en el espacio al tiempo que equilibra las limitaciones políticas de sus naciones grandes y pequeñas.

El ejercicio de financiación, celebrado en un centro de conferencias temporal similar a un hangar, cerca de la Torre Eiffel, incluyó rondas consecutivas en las que los países aportaron fondos a áreas como la exploración a cambio de trabajo industrial.

Los ministros y responsables se reunieron en una cena en la Ópera de París el martes y luego por la noche, ya que varios países organizaron "reuniones paralelas".

A medida que se acercaba la fecha límite para llegar a un acuerdo, los países pequeños hicieron esfuerzos notables para presentar presupuestos que garanticen nuevos puestos de trabajo cualificados en el marco del sistema de "retorno justo" de la ESA.

"Todas las cifras comprometen a las naciones; no es solo una hoja de cálculo de Excel", dijo una persona familiarizada con las conversaciones.

En un comunicado conjunto publicado el martes, los tres grandes países europeos de lanzamientos espaciales —Francia, Alemania e Italia— abrieron la puerta a una nueva generación de microlanzadores y a una futura revisión de las normas de financiación ante las ambiciones espaciales de Estados Unidos y China.

El director general de la ESA, Josef Ashbacher, afirmó que esta medida, de gran importancia política, había "desbloqueado" las negociaciones en otros ámbitos.

(1 dólar = 0,9709 euros)

(Información de Tim Hepher; editado en español por Flora Gómez y Benjamín Mejías Valencia)