Países Bajos estudia relajar el confinamiento a pesar de los altos contagios

·2  min de lectura

La Haya, 13 ene (EFE).- El nuevo gobierno neerlandés estudia hoy la posible relajación de las restricciones del confinamiento, con la reapertura el próximo día 15 de los comercios no esenciales, pero no la restauración o la cultura, puesto que se están registrando récord de contagios desde hace casi dos semanas.

El nuevo gabinete, que tomó posesión el pasado día 10, comenzó una reunión hoy a primera hora y, según los medios locales, los ministros ya han decidido que mañana se anunciará en rueda de prensa la reapertura de las tiendas no esenciales, las profesiones de contacto (peluquerías, masajistas, etc.), las universidades y los gimnasios, cerrados desde mediados de diciembre.

También se espera que se extienda el uso de mascarillas a espacios exteriores aglomeradoras, así como el tipo de mascarillas que haya que usar, algo que tendrá que clarificar aún el Ejecutivo, que siempre ha mantenido una postura contraria a usarlas al aire libre por la supuesta sensación de seguridad que pueden generar.

El sector cultural, incluidos museos, cines y teatros, junto a la hostelería en general, permanecerán cerrados un tiempo más, pero todavía no está claro si esto se extenderá al menos otras dos semanas, como ha venido siendo habitual con las restricciones en la pandemia.

Con estas decisiones, el gobierno estaría adoptando el consejo del Equipo de Gestión de Brotes (OMT), sus asesores, que ha presentado escenarios mucho menos alarmantes que antes de Navidad, cuando pidió adoptar restricciones estrictas por la rápida propagación de la variante ómicron, que ahora creen que es menos patógena de lo que se temía.

El plan es iniciar una reapertura paulatina, manteniendo cerrados los sectores donde se considera más difícil evitar las aglomeraciones, como el ocio nocturno, aunque el sector de la restauración lleva varios días presionando para reabrir, amenazando en algunas provincias con empezar a recibir clientes en contra de las órdenes del gobierno.

El nuevo ministro de Sanidad, Ernst Kuipers, dará mañana, viernes, una rueda de prensa junto al primer ministro, Mark Rutte, para anunciar las decisiones que han tomado con respecto a la actual ola de contagios, que está dejando cifras de casos nunca vistas en toda la pandemia, superando los 32.000 positivos al día.

Aunque estos datos son alarmantes, las cifras de hospitalizaciones ofrecen una perspectiva más positiva: hay 1.360 pacientes con COVID-19 en los hospitales (72 menos que ayer y el dato más bajo en más de dos meses), de los que 358 se encuentran en las UCI, unas 17 menos en 24 horas.

A modo de comparación, cuando se anunció el confinamiento el 18 de diciembre, se registraban 14.742 nuevos positivos en 24 horas, y había 2.373 pacientes con COVID-19 en los hospitales, de ellas 637 en las UCI.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.