Países Bajos convoca al embajador ruso por su reacción “reprobable” al fallo sobre el vuelo MH17

La Haya, 18 nov (EFE).- El Gobierno neerlandés convocó hoy al embajador ruso en La Haya por la reacción “totalmente reprobable” de Moscú a la sentencia de cadena perpetua dictada por la Justicia neerlandesa contra dos rusos y un ucraniano por el derribo del vuelo malasio MH17 en el este de Ucrania, un fallo que Rusia consideró “no imparcial”.

El ministro neerlandés de Exteriores, Wopke Hoekstra, consideró “totalmente reprobable” que Rusia haya asegurado que la Justicia neerlandesa “no fue imparcial” durante un juicio en rebeldía de más de dos años contra dos rusos y un ucraniano por su papel en el derribo del MH17 el 17 de julio de 2014 desde un campo agrícola en el este de Ucrania con un sistema de misiles BUK de fabricación rusa.

Un cuarto sospechoso, también de nacionalidad rusa, fue ayer absuelto al no poder confirmarse su responsabilidad penal en lo ocurrido.

Hoekstra trasladará su queja al embajador ruso, Alexander Shulguín, y le exigirá proporcionar una explicación y un texto con detalles que argumenten la acusación hecha contra la Justicia neerlandesa, porque, consideró el ministro, Rusia se ha expresado de una “manera incorrecta e indecente sobre el sistema legal neerlandés”.

Según Hoekstra, la acusación rusa de parcialidad es “el mundo al revés” y es “realmente inaceptable” porque, recordó, no hay que olvidar “el hecho de que Rusia está violando actualmente todos los principios del derecho y el derecho internacional” con su invasión a Ucrania desde el pasado febrero.

Moscú también dejó claro que no entregará a los dos condenados rusos, que, según las investigaciones, son dos exagentes secretos rusos, pero Hoekstra subrayó que ya contaba con esta negativa (la Constitución rusa tampoco permite extraditar a los nacionales) y que Países Bajos seguirá insistiendo en este punto “incluso si lleva años”.

Los rusos Igor Girkin y Sergey Dubinsky y el ucraniano Leonid Kharchenko son “culpables” del asesinato de las 298 personas que iban a bordo del MH17, concluyó un tribunal neerlandés, que dictó ayer la “cadena perpetua” contra los tres por su papel en el derribo del avión, aunque todavía no se ha identificado a la persona que realmente dio la orden o “apretó el botón”.

Rusia rechazó ayer el fallo dictado por la Justicia neerlandesa porque, denunció, el equipo de investigación conjunta nunca aceptó la participación de especialistas rusos ni los datos ofrecidos por Moscú sobre el derribo.

"Es una decisión, sin duda, politizada, con la que no se puede estar de acuerdo. No se llegaron a presentar pruebas de peso", dijo Leonid Slutski, el jefe del comité de Asuntos Internacionales de la Duma o Cámara de diputados, a la agencia TASS.

(c) Agencia EFE