Los países bálticos restringirán al máximo el ingreso de rusos con visado Schengen

·2  min de lectura

Riga (Letonia), 7 sep (EFE).- Los tres Estados bálticos -Estonia, Letonia y Lituania- acordaron hoy restringir al máximo el ingreso en su territorio de ciudadanos rusos con los llamados visados Schengen, que teóricamente permiten la libre por los 22 países incluidos en ese espacio.

El ministro letón de Asuntos Exteriores, Edgars Rinkevics, informó de esa decisión a través de su cuenta en Twitter, donde explica que la medida se aplicará "salvo algunas excepciones" a esos ciudadanos.

"Los Estados bálticos han llegado a un acuerdo para limitar significativamente el ingreso de los ciudadanos de la Federación Rusa con visados Schengen de la Unión Europea", según ese mensaje.

Las decisiones oportunas "serán adoptadas por los gobiernos respectivos, de acuerdo a sus regulaciones nacionales, y entrarán en vigor al mismo tiempo", prosigue Rinkevics.

El ministro de Exteriores letón comunicó esta decisión durante una reunión con sus colegas de los otros dos países bálticos y nórdicos en Kaunas, la segunda ciudad de Lituania.

Los Estados bálticos dejaron de expedir visados de turista y otros permisos para visitar sus países a raíz de la invasión rusa de Ucrania o poco después.

Sin embargo, hasta ahora los ciudadanos rusos con visado de cualquiera de los países del espacio Schengen podían viajar libremente por todo su territorio.

La medida afectará tanto a los ciudadanos rusos como a los bielorrusos, que hasta ahora podían acceder a su territorio a través de países del espacio Schengen menos restrictivos.

Prohibir la entrada de rusos y bielorrusos a cualquiera de los países bálticos, si bien es una acción coordinada, no debe considerarse como un "acuerdo internacional", declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Reinsalu.

Los países bálticos y otros miembros de Schengen cerraron ya sus fronteras temporalmente a casi todos los viajes durante el punto álgido de la pandemia, alegando motivos de salud y seguridad nacional.

Quedaron exentos de la prohibición diplomáticos o ciudadanos que por razones familiares o humanitarias deban viajar a esos países, así como transportistas.

Los países bálticos redactarán, coordinarán y anunciarán simultáneamente una prohibición de viajar para todos los titulares de visados Schengen, salvo esas excepciones, lo que según el titular de Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, podría hacerse en tan solo unos días.

(c) Agencia EFE