El País no tuiteó una cita de Ada Colau sobre la implantación de un toque de queda masculino

·3  min de lectura

Una cuenta apócrifa que emuló al diario español El País compartió un supuesto anuncio de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sobre la instauración de un toque de queda masculino en la ciudad. A pesar de que el perfil no estaba verificado y ya ha sido suspendido, más de 800 usuarios en redes sociales han difundido esta alerta desde el 6 de septiembre de 2022 como si fuera real. Sin embargo, no hay registro de que la alcaldesa hiciera esa aseveración, ni que el Ayuntamiento barcelonés se esté planteando lanzar esta medida.

“Implantar un toque de queda masculino por la noche puede ser positivo para Barcelona”, habría declarado Colau, según un tuit que adjunta una foto de la alcaldesa en lo que parece ser una conferencia de prensa en la Fira de Barcelona.

Este tuit y su captura circulan centenares de veces en Facebook (1, 2). Contenido parecido también se difunde en catalán (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 20 de septiembre de 2022

Los delitos contra la libertad sexual en Barcelona han crecido un 25,3% durante el verano de 2022 respecto al mismo período de 2019, antes de la pandemia de covid-19. Mientras que las agresiones sexuales han disminuido de 60 a 47 casos, los abusos sexuales han aumentado de 74 a 121, según los datos del Ayuntamiento de la Ciudad Condal. El número de detenciones también ha crecido de 45 a 77 durante el verano (53 por abuso sexual y 24 por agresiones sexuales). Tras la aprobación de la Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual, conocida popularmente en España como la “Ley del solo sí es sí”, la actual distinción entre agresión y abuso se eliminará.

Cuenta apócrifa

Los usuarios comparten una captura de un tuit del 6 de septiembre de 2022 atribuido al periódico El País. Pero ese usuario (@LarLarMc) no corresponde a la cuenta oficial de dicho medio (@el_pais), a pesar de que la foto de perfil sea la misma que la del medio. Un rastreo en la cuenta verificada del diario no arrojó ningún resultado de que haya publicado ese mensaje.

Tampoco se hallaron entradas a través de Wayback Machine ni Archive, dos plataformas que permiten almacenar copias de publicaciones en sitios web y redes sociales incluso después de ser eliminadas.

El contenido viral tampoco comparte un enlace al portal digital, como suele hacer El País para desarrollar y ampliar la información aportada en el tuit.

Otro elemento que demuestra que el tuit compartido en redes no es el del diario español es que no tiene la insignia azul de verificación.

De hecho, a fecha de publicación de este artículo, la cuenta que empezó a difundir el mensaje ha sido suspendida en Twitter.

Una pesquisa en Google de la cita sobre la implantación del “toque de queda masculino” en Barcelona no dió ningún resultado y los medios españoles tampoco reportaron esa declaración. No hay registro de una aseveración similar en los perfiles de la alcaldesa catalana en redes sociales.

Contactado por la AFP, el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Barcelona aseguró que “la alcaldesa en ningún momento hizo estas declaraciones, ni se trabaja en ese sentido [implantar un toque de queda masculino].

Sí que existe algún precedente de toque de queda masculino en España, como un caso en 2003 en la localidad jienense de Torredonjimeno, en Andalucía. La norma prohibía salir de casa a los hombres los jueves por la noche “para igualar los derechos” entre ambos sexos.

Una búsqueda inversa en Google de la foto que ilustra el tuit viral condujo a un artículo del 17 de febrero de 2020 del portal digital Heraldo. La noticia expone la preocupación de Colau sobre la continuidad de la celebración del Mobile World Congress (MWC) en la ciudad catalana. Otra búsqueda de la misma foto con el nombre del fotógrafo, Albert Gea, arrojó como resultado la misma instantánea de la alcaldesa disponible en el banco de imágenes Alamy.

No es la primera vez que AFP Factual verifica (1, 2, 3) un perfil que se hace pasar por medios de comunicación para generar desinformación en redes sociales.