"No es bueno para un país que la comunidad científica tenga miedo"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) cumplió tres semanas de haber sido tomado y aún no se ve un camino de diálogo entre las autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la comunidad estudiantil; por el contrario, la preocupación ha aumentado entre los miembros de la comunidad científica, uno de ellos es Martín Aluja, investigador del Instituto de Ecología (Inecol) —uno de los 26 Centros Públicos de Investigación (CPIs) del Conacyt—, quien señala que en todos los Centros había mecanismos para designar o ratificar a sus directores y que es inquietante que se siga el camino del CIDE.

"El país está en una situación muy complicada y lo que menos necesitamos es más conflicto. (Pido) que el Conacyt nos escuche y entienda que no somos una comunidad hegemónica que piensa de una sola manera y que además nosotros nos vamos a rebelar si nos quieren imponer una forma hegemónica de pensar. Somos críticos por naturaleza", señala Aluja en entrevista, aunque enfatiza que habla a título personal y no a nombre de la institución a la que pertenece, "porque se nos ha instruido que debemos aclarar que hablamos a título personal y no a nombre de las instituciones".

Desde el 19 de noviembre la comunidad estudiantil del CIDE se manifestó en contra de la posible ratificación de José Antonio Romero Tellaeche como director de ese CPI, pues durante su interinato destacó por haber destituido a académicos de sus puestos administrativos. Pese a las protestas tanto en redes sociales como presenciales, el 29 de noviembre, María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, informó que había tomado la decisión de designar a Romero como director del CIDE, lo que terminó en la toma de las instalaciones.

Para el 10 de diciembre y en medio de intentos fallidos para que las autoridades del Conacyt y los estudiantes mantuvieran un diálogo, los directores de los 26 CPIs enviaron un comunicado conjunto en el que afirmaron que la designación de Romero Tellaeche se dio en apego a la normativa. Sin embargo, Aluja indica que por siete años fue director del Inecol, trabajó con tres directores diferentes del Conacyt y nunca le pidieron avanzar en bloque.

"Jamás se nos pidió que hiciéramos pronunciamientos públicos en masa, que todos los directores juntos firmáramos cartas a nombre de nuestras comunidades, para mí es inédito y no abona en un país en el que se habla de democracia. México requiere democracia genuina y debe haber la libertad de que todo mundo exprese sus opiniones completamente libre y que no se hagan bloques de opinión única", dice.

El doctor en Entomología por la Universidad de Massachusetts, Campus Amherst, también alerta sobre el temor que permea en la comunidad científica para emitir alguna opinión: "Me preocupa mucho una sensación de miedo. Hablo con mis colegas y no quieren expresar su opinión. Les pregunto qué piensan sobre algún tema y me responden que no quieren decir nada. He hablado con algunos de los directores de los centros e igual, no quieren expresar su opinión. Eso me da la idea de que hay miedo y no es algo bueno para un país que la comunidad científica tenga miedo".

En ese contexto generado por las políticas implementadas por Álvarez-Buylla, el investigador advierte sobre los riesgos de que haya miedo por emitir opiniones y que por otro lado se pretenda unificar una visión ideológica: "Tenemos que pensar a fondo en nuestras propias instituciones y lo que nos podría pasar si esta mecánica sigue dándose. Todos los Centros teníamos mecanismos muy bien establecidos para transiciones o ratificaciones de directores, y si este mecanismo que se dio en el CIDE se vuelve norma, si va a ser la forma de nombrar a directores en contra de las voluntades de las comunidades, con una agenda ideológica, política, no es sano, no es bueno".

Por ello hizo un llamado para que "seamos reflexivos y tengamos valor civil de expresarnos, pensemos en el futuro y no permitamos que nuestros centros sean manejados y manipulados de una manera hegemónica y demos la cara. Nosotros no tenemos que vivir con miedo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.