El país que busca prohibir la venta de cigarrillos a los nacidos después de 2004

·2  min de lectura
Bajo el nombre de Plan de Acción Smokefree Aotearoa 2025, las autoridades pretenden aprobar una reducción significativa del nivel de nicotina permitido en el tabaco
Pexels

Una serie de medidas antitabaco están siendo estudiadas por un país con la intención de prohibir la venta de cigarrillos a los individuos nacidos después de 2004. Esta acción forma parte de un plan integral para conseguir que la nación sea “libre de humo” para 2025.

La “bestia del árbol” que aterrorizó a todo un barrio y que escondía un secreto

Bajo el nombre de Plan de Acción Smokefree Aotearoa 2025, las autoridades de Nueva Zelanda pretenden aprobar una reducción significativa del nivel de nicotina permitido en el tabaco y establecer restricciones sobre los lugares donde se pueden vender cigarrillos.

Las autoridades de Nueva Zelanda pretenden prohibir la venta de cigarrillos a cualquier persona nacida después de 2004
Pexels


Las autoridades de Nueva Zelanda pretenden prohibir la venta de cigarrillos a cualquier persona nacida después de 2004 (Pexels/)

Además, estudian aumentar de forma gradual la edad legal para fumar y prohibir finalmente la venta de cigarrillos a cualquier persona nacida después de 2004.

El objetivo de la iniciativa es eliminar de manera paulatina el consumo de tabaco en el país oceánico en los próximos años para crear una Nueva Zelanda “libre de humo” para 2025.

Después de 100 días se reencontró con su perro y el momento fue emocionante

El Ministerio de Salud neozelandés explicó que a pesar de que las tasas de tabaquismo disminuyeron en la última década, “aún queda mucho por hacer”, en particular para reducir el consumo entre “los maoríes, los pueblos del Pacífico y los que viven en nuestras comunidades más desfavorecidas”.

Las autoridades sanitarias de Nueva Zelanda invitaron a sus ciudadanos a aportar sugerencias sobre el plan de acción. Los neozelandeses tendrán de plazo hasta el 31 de mayo para compartir sus valoraciones antes de que la iniciativa entre en la siguiente fase para convertirse en ley.

Ayesha Verrall, la ministra adjunta de Salud, dijo que el gobierno oceánico quiere escuchar a la población y a las empresas involucradas sobre cuáles son las medidas que podrían ser más viables para disminuir en mayor cantidad la tasa de tabaquismo en el país.

Apareció un “nuevo Stonehenge” escondido en un embalse durante casi 60 años

“Alrededor de 4500 neozelandeses mueren cada año a causa del tabaco y tenemos que avanzar aceleradamente para poder alcanzar ese objetivo. Hacer lo de siempre, sin el programa de control del tabaco, no nos llevará hasta allí”, manifestó Verrall a medios locales.

Mientras tanto, diversos expertos advirtieron que limitar la venta de tabaco llevaría a la quiebra a los propietarios de las tiendas y que las restricciones podrían alimentar un mercado negro no regulado.