Pájaro se hace famoso por tener el mismo cabello que Trump

Por Hiram Enriquez (@DigitalHiram) Resaca post-electoral: Trump se viraliza en China aunque no por ganar la presidencia, mientras internet lucha contra plaga de noticias falsas. Durante su campaña por la nominación y luego por la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump no dejó de hablar de China, usando palabras fuertes para criticar las políticas económicas del gigante asiático. Estas, según el magnate, afectan a la industria estadounidense y son una de los factores que han contribuido a la pérdida de puestos de trabajo en el país. Esta semana, sin embargo, la figura de Trump volvió a los altos puestos de popularidad en las redes sociales chinas, aunque no por su victoria electoral, sino por asuntos más ligeros. Primero, un faisán dorado se hizo famoso por su parecido con el presidente electo de EE.UU., algo que notaron los internautas y se apresuraron a desplegar su creatividad en las redes con videos e imágenes comparando las similitudes entre Trump y el exótico pajarito. (embed)

La comparación ha tenido un efecto positivo porque los comentarios en las principales redes sociales de China han centrado la atención en esa reserva natural donde habita el animalito, con el consiguiente incremento de visitantes y del apoyo público a la institución. Además del famoso faisán, Trump podría haber encontrado una perfecta embajadora para China, particularmente en lo que respecta a las redes sociales: su nieta Arabella. La pequeña también se ha vuelto viral porque su madre, Ivanka, publicó un video donde Arabella aparece cantando en mandarín, una canción alegórica al nuevo año lunar chino. (embed)

No es el primer video de este tipo, ya que al parecer la niña ha estado aprendiendo el idioma y la cultura chinos desde que era bebé, gracias a su niñera. Otra consecuencia positiva de la inmigración. La resaca post-electoral, sin embargo, no ha sido tan generosa con Google y Facebook. Las gigantes están bajo el microscopio por la posible influencia que habrían tenido en los resultados electorales a cuenta de la epidemia de noticias falsas que plagaron internet. Recordemos que según un estudio del centro de investigaciones Pew, 6 de cada 10 estadounidenses reciben sus noticias primariamente a través de las redes sociales. Aunque ambas empresas han descontado el efecto real que podrían haber tenido esas noticias, anunciaron medidas para tratar de controlar el fenómeno. En este caso, dijeron que bloquearán el acceso a sus servicios de publicidad a los sitios que se dedican a propagar falsedades. (embed)

Muchos sitios de internet reciben ingreso por anuncios que incluyen en sus páginas a través de las bolsas publicitarias de Google y Facebook. La medida buscaría golpear en el bolsillo a quienes hacen dinero inventando historias con el único propósito de lucrar. Esta situación se eflejó en el contexto electoral en una investigación de Buzzfeed en la que identificaron a más de 100 páginas supuestamente pro-Trump que en realidad salían todas desde un pequeño poblado en Macedonia, hechas por adolescentes con ánimos de enriquecerse aprovechando la credulidad de los activistas y personas afectas al candidato. Es posible que la estrategia de Facebook y Google desaliente a muchos de estos “empresarios” inescrupulosos, pero no podrá hacer mucho para evitar que la noticias falsas se compartan en las redes de forma natural, es decir, de persona en persona. Es por eso que la mejor estrategia para los usuarios sigue siendo usar el sentido común y no creer de primera instancia todo lo que se lee en internet.