Oxígeno: hay restricciones a industrias para priorizar a la salud

Pablo Fernández Blanco
·4  min de lectura
Las plantas de Siderca pasarán a integrar un gigante siderúrgico
Las plantas de Siderca pasarán a integrar un gigante siderúrgico

Lejos aún de la situación crítica que se registró en otros países, la segunda ola de Covid en la Argentina comenzó a ocasionar restricciones en el suministro de oxígeno para todos los eslabones de la cadena que lo utilizan.

Al reclamo de directores de clínicas y jefes de sanatorios por la menor venta del insumo, se le suman ahora casos concretos de empresas que se quedaron sin oxígeno. La respuesta de sus proveedores es clara: guardan el producto para sus usos medicinales, dado que hay una alta demanda, muy por encima del promedio en situaciones habituales, que temen no poder abastecer.

Coronavirus en CABA. Diego Santilli: “Si los casos suben tendremos que tomar más restricciones”

En la provincia de Santa Fe se dio el primer caso conocido este año, según la información que recopiló LA NACION de fuentes al tanto de la dificultad. Allí están instaladas dos plantas de la siderúrgica de origen brasileño Gerdau.

La empresa ya informó que por las limitaciones en el suministro de oxígeno podría estar obligada a moderar la producción en sus complejos industriales.

“Ante la situación sanitaria de público conocimiento, Gerdau informa que se encuentra afectado el normal abastecimiento de oxígeno, un insumo crítico para la producción de acero en su planta de Pérez, en Santa Fe”, sostuvo en un comunicado. “Desde el inicio de la pandemia por Covid-19, la empresa decidió operar con los recursos que sean esenciales para atender la demanda, priorizando la salud y la seguridad de los colaboradores, buscando mantener en equilibrio los resultados de negocio”, completó.

La producción de oxígeno industrial y medicinal tiene un origen común. Sin embargo, hacia el final del proceso recorren caminos distintos. En el caso del último, debe contar con aprobaciones especiales para ser utilizadas en la salud.

Hospital modular militar de campaña, para ampliación de camas de COVID-19 en el partido de La Matanza
Santiago Filipuzzi


Hospital modular militar de campaña, para ampliación de camas de COVID-19 en el partido de La Matanza (Santiago Filipuzzi/)

Esta semana creció la polémica con respecto a la provisión de oxígeno en instituciones dedicadas a la salud. Uno de los más críticos fue el secretario General del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), Marcelo Peretta. Sostuvo que “las empresas están conformadas como oligopolio y, como ocurre con la carne, prefieren exportar el oxígeno en vez de dispensarlo en el país. Es otra evidencia de que el Gobierno no te cuida, está ausente y deja que las grandes empresas sigan multiplicando sus ganancias incluso en pandemia”. Peretta es un sindicalista crítico del oficialismo y aliado de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Premios Oscar 2021: todo lo que pasó en la alfombra roja y los looks

Una ronda de consultas de LA NACION por diversas instituciones arrojó comentarios dispares. Las entidades más alejadas de la Capital Federal suelen ser las más preocupadas. Fuentes al tanto de la situación sostuvieron que los sanatorios Estrada (Merlo), “Del Oeste” (Merlo) y la Clínica Sagrado Corazón (Don Torcuato) tuvieron una reposición menor a la solicitada.

Directivos de algunas de las instituciones privadas más importantes de la Ciudad de Buenos Aires, en cambio, sostuvieron que no tenían hasta el momento faltantes alarmantes de oxígeno. Sin embargo, varios de ellos advirtieron que tienen temor por el suministro futuro. Eso se debe a que el aumento de los pacientes contagiados obligó a rellenar con mayor frecuencia los tanques de oxígeno. De manera que algunas instituciones tienen un crecimiento exponencial de su consumo.

Las clínicas y sanatorios privados de la Capital, en cambio, sostienen que el mayor problema que enfrentan es un aumento significativo en los precios. Varias de esas entidades nucleadas en Adecra decidieron esta tarde presentar una denuncia en el Ministerio de Salud.

El respirador funciona como si estuviera entregando aire a solo un paciente, cuando en realidad son dos. El sistema solo permite que el respirador sea usado en uno de los modos disponibles, el de respiración controlada
Gentileza FIUBA


El respirador funciona como si estuviera entregando aire a solo un paciente, cuando en realidad son dos. El sistema solo permite que el respirador sea usado en uno de los modos disponibles, el de respiración controlada (Gentileza FIUBA/)

Fuentes confiables del sector también advirtieron sobre dificultades para conseguir ciertos medicamentos destinados a atender a pacientes con covid.

Las instituciones de atención médica de mayor tamaño suelen tener producción propia de oxígeno. No ocurre con las de menor tamaño, muchas de ellas ubicadas fuera de la Ciudad de Buenos Aires.

Algo similar ocurre en el sector productivo. Muchas de las plantas del Grupo Techint, el mayor holding industrial del país, fabrican el gas que necesitan, de manera que no tienen mayores dificultades.

Dos de los grandes productores de oxígeno en el país son Air Liquide y Praxair. Fuentes al tanto de su operación cotidiana sostuvieron que desde el inicio de la pandemia reorientaron sus esfuerzos para maximizar la producción de oxígeno.

Esta tarde se acordó en una mesa convocada por el Ministerio de Salud fijar precios máximos para el atracurio, el bromuro de pancuronio, el fentanilo, el midazolam y el propofol, cinco medicamentos clave para el tratamiento de los pacientes internados en unidades de terapia intensiva.