Otorgaron la prisión domiciliaria a un expolicía detenido por la masacre de San Miguel del Monte

Gustavo Carabajal

Cuatro adolescentes fueron asesinados durante una persecución policial en San Miguel del Monte, el 20 de mayo pasado

El expolicía Claudio Martínez, procesado por la masacre de San Miguel del Monte, ocurrida el 20 de mayo pasado, fue beneficiado con la prisión domiciliaria. El imputado, que en el momento de los asesinatos, se desempeñaba como secretario de Seguridad de dicha ciudad, recibió la morigeración de la prisión preventiva porque fue incluido en los presos con riesgo de vida ante la posibilidad de contagios con el coronavirus Covid - 19.

La resolución que otorgó la prisión domiciliaria al acusado de presunto encubrimiento agravado de la masacre, fue dictada por la Sala de Turno de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata. Si bien por su edad, Martínez no forma parte de los grupos de presos con peligro de vida, los camaristas tuvieron en cuenta que el acusado padece diabetes de grado 2.

Martínez, de 57 años, fue apresado el 27 de mayo pasado, una semana después de los homicidios de Gonzalo Domíguez, de 14 años, Camila López y Danilo Sansone, de 13, y Aníbal Suárez, de 22, quien conducía el Fiat 147 que chocó contra un semirremolque, estacionado a un costado de la ruta3, luego de que cuatro de los policías que los perseguían les dispararon cinco balazos. Rocío Quagliarello, de 14 años, era la quinta ocupante del vehículo y fue la única sobreviviente de la masacre.

A partir de la investigación encarada por el fiscal Lisandro Damonte, se encontraron pruebas que abonaron la presunción de que Martínez, comosecretario de Seguridad de San Miguel del Montehabría ordenado borrar imágenes de las cámaras municipales que grabaron la persecución de los policías y los disparos de los uniformados.

La misma Sala de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata, rechazó los pedidos de prisión domiciliaria de los policías bonaerenses, José Manuel Durán, Héctor Ángel, José Domínguez y Julio Franco Micucci, también acusados de encubrimiento. El mismo tribunal no aceptó la solicitud de morigeración de la prisión preventiva presentada por el abogado del oficial Leonardo Ecilape, acusado de ser uno de los presuntos autor de los disparos.

"Los familiares no nos opusimos a dicha decisión, no es nuestro deseo condenarlos una posible muerte. Queremos que lleguen al juicio y se los condene por lo que hicieron. A nuestros hijos los mataron y la pena que les corresponde es perder su libertad. No le deseamos la muerte a nadie. Solo buscamos Justicia eso es justamente lo que nos diferencia de ellos", expresaron en un comunicado los familiares de las víctimas.

Martínez es uno de los veinte uniformados acusados en la investigación por la masacre de San Miguel del Monte ocurrida el 20 de mayo pasado. A principios de abril, el fiscal Damonte, cerró el sumario y los imputados quedaron a un paso de que se requiera que sean sometidos a juicio oral.