Bono “Más Cultura Joven”: otorgarán 5 mil pesos a jóvenes para el consumo de “bienes y servicios culturales”

·4  min de lectura
Coronavirus. Alberto Fernández pidió "responsabilidad individual" ante la suba de casos: "Los jóvenes son los que más se descuidan"
Mauro V. Rizzi

El Ministerio de Cultura otorgará una suma de $5.000 para jóvenes de entre 18 y 24 años, que pertenezcan a un nivel socioeconómico bajo, para que lo utilicen en “el consumo de bienes y servicios culturales” hasta abril del año próximo. La cartera lo hará a partir de la creación de un nuevo programa llamado “Más cultura joven”.

La medida se publicó en el Boletín Oficial de este jueves y tiene lugar en medio de la polémica por la decisión del gobierno bonaerense de subsidiar viajes de egresados a estudiantes secundarios, una iniciativa que está en línea con la intención del Frente de Todos de capturar el voto joven hacia las elecciones generales.

Según se aclara en el anexo de la norma, los beneficiarios serán: aquellos que ya perciban un subsidio a través del Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (Progresar); titulares de la Asignación Universal por Hijo; titulares de la Asignación por Embarazo; y aquellos que posean pensiones no contributivas por invalidez. En todos los casos, deben tener entre 18 y 24 años de edad.

Sin embargo, el Ministerio de Cultura admite una excepción. Se pueden inscribir al programa personas por fuera de esa franja etaria y que perciban el programa Progresar en alguna de sus distintas modalidades excepcionales, es decir: “jóvenes con hijos menores a cargo en hogares monoparentales, personas trans, pueblos originarios, personas con discapacidad y personas refugiadas”.

Los beneficiarios del programa “Más cultura joven” podrán utilizar la suma de $5.000 en un amplio espectro de espectáculos, eventos y centros culturales. A modo de ejemplo, se mencionan “salas de cine, teatros, espectáculos musicales, ferias y festivales, accesos y/o tickets en línea para museos, espacios, centros y/o circuitos o corredores culturales”.

Asimismo, se contemplan “librerías, disquerías, galerías y espacios asociados a las artes visuales, inscripción a cursos, seminarios talleres u otras instancias de formación ligadas a la cultura”, pero también para el “pago de honorarios docentes para el aprendizaje de disciplinas artísticas y/o culturales”.

El sistema tiene similitudes con el programa Pase Cultural que ejecuta desde octubre de 2018 el Gobierno de la Ciudad para jóvenes de 16 a 19 años de escuelas públicas. Casi 7000 usuarios tienen $4000 semestrales para gastar en libros, suscripciones, talleres y salidas al cine o el teatro.

Ayuda de la Anses

Para la implementación del nuevo plan, el Ministerio de Cultura contará con la colaboración de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), que validará la pertenencia de los inscriptos a la población objetivo, y del Banco Nación, que emitirá tarjetas prepago para el uso del dinero. Los beneficiarios podrán optar por operar en forma virtual a través de una aplicación móvil o solicitar el plástico.

La inscripción para percibir el subsidio iniciará con la publicación en el Boletín Oficial y se extenderá hasta el 15 de diciembre. Asimismo, los fondos acreditados en la tarjeta prepaga “podrán ser utilizados hasta el 30 de abril de 2022, fecha a partir de la cual se producirá la perdida de los saldos existentes”, se expresa.

Según los considerandos de la medida, el programa está orientado “a potenciar el consumo de bienes y servicios culturales, entre los/as jóvenes que habitan todo el territorio nacional y que, debido a las condiciones históricas, sociales y económicas en las que se encuentran insertos, se ven impedidos de ejercer en forma efectiva los derechos de acceso que forman parte integrante de los derechos culturales, caracterizados, además, como derechos humanos de carácter fundamental, en términos individuales y colectivos”.

“Equilibrar la brecha”

La resolución 1499, firmada por el ministro Tristán Bauer, plantea que la iniciativa surgió a partir del resultado de la Encuesta Nacional de Consumos Culturales elaborada por el Sistema de Información Cultural de la Argentina (Sinca) en 2017. Además, en el documento publicado se señala que ese trabajo “puso en evidencia que los/as jóvenes con mayor poder adquisitivo y nivel socioeconómico participan y asisten a eventos culturales en proporciones muy superiores con relación a aquellos/as cuya situación socioeconómica presenta mayor vulnerabilidad”.

En consiguiente, se aclara que es una obligación indelegable del Estado Nacional y del Ministerio de Cultura, en particular, implementar políticas públicas tendientes a reducir y equilibrar esa brecha, equiparando oportunidades”.

Según los resultados de la encuesta, los jóvenes de un nivel socioeconómico alto “lideran casi todos los consumos culturales”. En ese sentido, se indica que el 28% de los jóvenes de entre 12 y 24 años asistió a alguna presentación de música en vivo. La asistencia a recitales es uno de los puntos centrales. De acuerdo al trabajo, “2 de cada 10 jóvenes de nivel socioeconómico (NSE) bajo, 3 de cada 10 de NSE medio, y 4 de cada 10 de NSE alto, fueron por lo menos a un recital durante el año estudiado”. En este sentido, el Ministerio de Cultura enfatizó que “el principal motivo por el cual no asisten a recitales los jóvenes de NSE bajo es la falta de dinero para adquirir las entradas o accesos”.

La asistencia al cine es otro de los consumos estudiados. “Mientras el 42% de los jóvenes de NSE bajo fueron al cine, entre los jóvenes de los sectores más pudientes el porcentaje de asistencia llegó al 64%”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.