La OTAN ultima el nuevo modelo de fuerzas preasignadas en el este de cara a la cumbre

Bruselas, 16 jun (EFE).- La OTAN concluyó este jueves su última reunión ministerial antes de la cumbre aliada de Madrid, dentro de dos semanas, en la que dejaron delineados sus planes de disuasión y defensa frente a la amenaza de Rusia en el este de Europa, donde prevén más equipos pesados desplegados y refuerzos de tropas "preasignadas".

El nuevo modelo de fuerzas es una de las respuestas de la Alianza para dar seguridad a sus miembros frente a la agresión rusa en Ucrania, y será uno de los temas clave junto con el de la financiación militar en la cita de Madrid.

Una cumbre en la que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, "participará", según el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, aunque no precisó si será en persona o por videoconferencia, una incógnita que, según fuentes aliadas, no se despejará hasta la víspera en función del curso de la guerra.

Los ministros de Defensa de la Alianza concluyeron hoy los preparativos de la cumbre, que será "transformadora", según dijo Stoltenberg en una rueda de prensa tras el encuentro.

Explicó que en Madrid los líderes aliados acordarán un nuevo "Concepto Estratégico" que guíe la acción de la OTAN en la próxima década, en el que se establecerá su posición respecto a Rusia, los retos emergentes y, por primera vez, China.

Además, por primera vez también participarán en una cumbre aliada los socios de la región de Asia-Pacífico (Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda), apuntó.

NUEVO MODELO DE REFUERZO EN EL ESTE

En esta ministerial los aliados han dado forma a un nuevo modelo de fuerzas para dar más seguridad a los aliados del este de Europa, y se espera que los aliados anuncien sus aportaciones al mismo durante la cumbre.

Alemania ya ha dicho que está dispuesta a enviar material adicional y a "preasignar" fuerzas específicas para Lituania.

Y es que esa es una de las cualidades de este nuevo modelo de refuerzo de la OTAN: no todas las tropas o fuerzas se desplegarán, sino que parte de ellas lo harán y podrán realizar ejercicios y otra parte "estará en el país de origen pero lista para desplazarse rápidamente si es necesario" al aliado de cuya defensa es responsable, indicó Stoltenberg.

Por ejemplo, Alemania podría asignar más tropas para la defensa de Lituania, pero parte de los militares permanecerían en territorio germano y sólo se trasladarían al país báltico si tiene lugar un ataque ruso.

El nuevo modelo de fuerza también se basa en incrementar la presencia avanzada "con más operaciones de combate", indicó el secretario general.

En ese sentido, subrayó que ya se ha aumentado la presencia en el este con el despliegue de batallones multinacionales en Rumanía, Eslovaquia, Bulgaria y Hungría, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Añadió que los aliados "están preparados para incrementar más la cantidad de tropas de combate, formaciones de combate, desplegadas en posiciones avanzadas, también con más mando y control, que es esencial para poder organizar, facilitar, los refuerzos".

El político noruego detalló que otro elemento de la nueva política de defensa consistirá en el preposicionamiento de equipos pesados.

De ese modo, si se produjera una agresión contra el flanco oriental de la OTAN, parte del equipamiento ya estaría en los países del este y solo tendrían que desplazarse los militares, lo cual resultaría más fácil y ágil.

Stoltenberg admitió que lo que "a menudo lleva tiempo es mover los equipos pesados, mover los vehículos blindados, mover la munición, mover los suministros".

"Así que si hay más que se suministra o se almacena de forma previa como despliegues avanzados, preposicionados, por supuesto, es mucho más fácil y rápido reforzar donde se necesite", ilustró.

Stoltenberg señaló que hay otros elementos en este nuevo plan de defensa para ámbitos como el ciberespacio, el aire o el mar.

Por su parte, el secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, confió en una rueda de prensa que los aliados "aporten las capacidades" necesarias para completar este nuevo proyecto de disuasión y defensa.

A su juicio, la reunión de Bruselas ha allanado el camino para "tomar importantes decisiones en Madrid".

Austin, cuyo país dará otros 1.000 millones de dólares en armas a Ucrania, presidió el miércoles en los márgenes del encuentro aliado una nueva reunión del grupo de contacto para Ucrania, en el que participó cerca de medio centenar de países y se comprometieron más armas de largo alcance par Kiev.

FINANCIACIÓN

Sobre gasto en defensa, Stoltenberg recordó que en la cumbre de Bruselas del año pasado los aliados ya tomaron la decisión de "invertir más juntos" a fin de hacer frente con garantías a los nuevos retos.

"De nuevo, confío en que dentro de dos semanas, antes de la cumbre tendremos decisiones más concretas", dijo.

Sobre el bloqueo que Turquía mantiene al ingreso de Finlandia y Suecia en la Alianza, Stoltenberg afirmó que están trabajando "muy duro" para solucionarlo "lo antes posible".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.