La OTAN pide que los responsables del "mortífero" ataque al Capitolio rindan cuentas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bruselas, 14 ene (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió hoy que "rindan cuentas" los responsables del "mortífero" ataque contra el Congreso de Estados Unidos de la semana pasada, en el que fallecieron cinco personas, y aseguró que ese asalto es "inaceptable".

"En cuanto al mortífero asalto del Capitolio en Washington, creo que es importante que todos aquellos responsables rindan cuentas. La democracia siempre debe prevalecer sobre la violencia y confío en que las instituciones democráticas de Estados Unidos manejarán este desafío que han visto, especialmente, durante la semana pasada", declaró en una rueda de prensa.

Insistió en que lo sucedido en Washington el 6 de enero, cuando partidarios del presidente estadounidense, Donald Trump, irrumpieron en el Congreso por su desacuerdo con la victoria electoral del demócrata Joe Biden, fue "un ataque mortífero sobre el Capitolio, sobre el corazón de las instituciones democráticas de Estados Unidos".

"Eso es absolutamente inaceptable y dije con mucha claridad muy pronto que eso era espeluznante y que el resultado de la elección debe respetarse y que tenemos que asegurarnos de que nuestros valores democráticos se respetan en su totalidad", constató.

Asimismo, Stoltenberg reiteró hoy su confianza en las instituciones democráticas de Estados Unidos.

"Espero una transición pacífica y trabajar con Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos. Sé que Joe Biden está fuertemente comprometido con nuestra cooperación transatlántica, con la OTAN, y sé que también, por supuesto, apoya con fuerza la idea de fortalecer la cooperación entre Norteamérica y Europa", afirmó.

Miles de seguidores de Donald Trump asaltaron la semana pasada el Capitolio estadounidense, cuando el Congreso se disponía a certificar la victoria del candidato demócrata Joe Biden y después de que el todavía presidente republicano se dirigiera a ellos en un mitin.

Tras ese suceso, la Cámara de Representantes de EE.UU. activó ayer el procedimiento para un nuevo juicio político ("impeachment") contra Trump, a escasos siete días de que concluya su mandato.

Con 232 votos a favor -diez de ellos de congresistas republicanos- y 197 en contra, la Cámara Baja aprobó la apertura de un proceso contra Trump, que se convirtió en el primer presidente del país en afrontar dos enjuiciamientos políticos.

La jornada tuvo como una de sus protagonistas a la poderosa líder demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, quien en una contundente intervención de apertura del debate subrayó que Trump "debe irse", ya que es "un peligro claro y presente".

"Sabemos que el presidente de EE.UU. incitó esta insurrección, esta rebelión armada contra nuestro país. Debe irse. Es un peligro claro y presente para la nación que todos amamos", sostuvo Pelosi en el pleno de la Cámara.

(c) Agencia EFE