La historia del ‘niño Lama español’ que cambió el budismo por las discotecas de Ibiza

Osel Hita nació el 12 de febrero de 1985. Su familia, alicantina de origen y residente en Bubión, en la Alpujarra de Granada, profesaba el budismo. Con solo unos meses fue reconocido por el Dalai Lama como la reencarnación de un maestro budista y su infancia, que transcurrió en India, quedó marcada para siempre. Conocido como el ‘niño Lama español’ y tras protagonizar numerosos reportajes, su historia se ha convertido en un documental en el que él mismo participa para contar su versión de cómo fueron aquellos años y cómo dejó atrás el retiro espiritual en el monasterio en el que se crió para regresar a Occidente.

Osel pasó su vida en un monasterio como una rencarnación del budismo hasta los 18 años. (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)
Osel pasó su vida en un monasterio como una rencarnación del budismo hasta los 18 años. (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)

En Osel, docuserie de cuatro episodios dirigida por Lucas Figueroa que verá la luz este jueves en HBO Max, este ahora adulto de 37 años y padre de un niño de cinco ha decidido abrirse para dar a conocer cómo ha sido su vida, llena de vaivenes y cambios radicales. La sinopsis de la misma da una idea bastante clara de qué se encontrará el espectador: “Osel es la historia del suceso que conmocionó al mundo entero en 1986, cuando un niño de la Alpujarra fue reconocido como la reencarnación de uno de los mayores maestros budistas del Tibet y fue trasladado a la India para su entronización y formación. Lo que nadie esperaba es que al cumplir la mayoría de edad el joven reencarnado cambiaría su silencioso monasterio por las discotecas de Ibiza y se adentrará a un mundo abierto a la experimentación occidental”.

Lo que recoge el documental, con el testimonio de su protagonista, es cómo fue ese el viaje de a quien todavía hoy llaman el ‘niño Lama español’ pese a que hace mucho que rompió con esa parte de su pasado. Las crónicas de la época cuentan que Osel Hita fue designado como reencarnación del maestro Thubten Yeshe, del que sus padre eran seguidores. Confirmado así por el Dalai Lama, fue renombrado como Tenzin Ösel Rinpoche y se mudó, siendo todavía un bebé, para comenzar su formación.

Su destino, han contado, era el de liderar la Fundación para la Preservación de la Tradición Mahayana (FPMT), una organización de la que fue fundador Yeshe y de cuya Junta Directiva fue parte Osel hasta hace solo unos años. A día de hoy, su web en español explica que es docente de la misma, lo describe como “librepensador radical, humanitario, director de documentales, músico y exmonje budista del siglo XXI” e informa de que fue parte de la junta directiva entre 2008 y 2013.

En una entrevista con El Correo Osel ha contado parte de lo que se verá en el documental y reconocido que “vivir en la calle fue de los momentos más enriquecedores de mi vida”. Lo hizo en Italia, de joven, y tras haberse marchado del monasterio en el que pasó encerrado toda su infancia y una buena parte de su adolescencia. En otra entrevista concedida a Ara con motivo de la presentación de la serie documental en el marco del Serielizados Fest, ha explicado que pasó desde los 18 meses hasta los 18 años en India y que espera que con este documental se vea más allá de la etiqueta del ‘niño Lama’.

Osel Hita Torres fue reconocido como reencarnación de un maestro budista por el Dalai Lama en los ochenta. (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)
Osel Hita Torres fue reconocido como reencarnación de un maestro budista por el Dalai Lama en los ochenta. (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images)

Osel cuenta también que el tiempo en el monasterio pasaba muy lento, que todos los días eran iguales, que la comida era la misma siempre y que quiso salir de allí muchas veces a lo largo de los años que vivió en ese lugar. En el monasterio lo adoraban como una divinidad, vivía con apenas contacto y estudiaba mucho. Cada equis tiempo podía visitar a su familia con un permiso.

Fue en uno de esos permisos para visitar a su familia cuando entró en contacto con la vida en Ibiza. Su madre vivía en la isla, él tenía 16 años y, según ha contado al citado medio, ella le llevó a una playa nudista, escuchó música y hasta fue a una fiesta en Pacha. Una vida totalmente opuesta al retiro y silencio del lugar donde se había criado alejado de sus padres y ocho hermanos.

A los 18 años estaba estipulado que podía elegir si seguir con su vida monástica o volver a Occidente. Hasta entonces su destino no era suyo. En cuanto pudo, se fue de allí y tardó años en volver. Desde entonces ha experimentado la vida fuera del monasterio. Otra de sus decisiones fue alejarse del foco mediático, al que ahora vuelve para contar en primera persona su historia.

Con 18 años, Osel Hita abandonó el monasterio donde se había criado en India. (Foto: HBO Max)
Con 18 años, Osel Hita abandonó el monasterio donde se había criado en India. (Foto: HBO Max)

Han pasado 35 años desde que el Dalai Lama lo reconociese como la reencarnación de un maestro budista, su vida, su aspecto y sus prioridades han cambiado radicalmente. Como padre, su perspectiva también es distinta. Su docuserie ahonda en todo ello. Alejado de la organización que estaba destinado a liderar, hoy en día practica su activismo medioambiental.

Hace unos años, en una entrevista en exclusiva para Onda Cero junto a su madre, María Torres, ya avanzaba cómo había cambiado su vida. En ella hablaba de su experiencia, pero también de su forma de ver el mundo, afrontarlo y su filosofía de vida y cómo estudió cine en Madrid como medio de comunicación. También aclaraba que nunca estuvo en realidad en Tibet, sino que vivió con los tibetanos refugiados en India y que creció ahí en un monasterio desde los seis a los 18 años.

EN VÍDEO | Miles de fieles en el funeral del monje budista Thich Nhat Hanh, 'padre' del mindfulness