Las oscuras motivaciones del mapa genético chino

Uno de los objetivos fundamentales del Proyecto del Genoma Humano fue desarrollar herramientas nuevas, mejores y más baratas para identificar los nuevos genes y comprender su función.

Una de estas herramientas es el mapeo genético.

El Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos asegura que el mapeo genético ofrece las evidencias para identificar cuáles son los genes de una enfermedad que se transfiere de padres a hijos. También proporciona pistas sobre qué cromosoma contiene el gen y cuál es la ubicación exacta del gen en ese cromosoma.

Los mapas genéticos también son útiles para guiar a los científicos al gran número de genes que se cree que desempeñan un papel en el desarrollo de los trastornos más comunes como el asma, las enfermedades cardíacas, la diabetes, el cáncer y las afecciones psiquiátricas.

Los problemas surgen cuando los avances de la genética se desvían de su objetivo original y son usados con fines políticos o represivos.

El proyecto iniciado en 2017 por China de recolectar millones de muestras de sangre para mapear el ADN de toda su población ha levantado las alarmas de los activistas de la bioética y de los derechos humanos.

En este video te mostramos las denuncias sobre el actual mapeo genético chino.

Fuente:

The New York Times

Center for Genetics and Society