La oscura secuela de E.T que jamás se realizó

·5  min de lectura
La oscura secuela de E.T que jamás se realizó
La oscura secuela de E.T que jamás se realizó

La industria del cine ha producido una serie de películas a cargo de cineastas increíbles a lo largo de los años, y algunas parejas simplemente estaban destinadas a ser. Reunir todas las piezas correctas es difícil, sin duda, pero la combinación del director correcto con la película correcta es uno de los pasos más importantes en la realización de películas. Una vez que das con esto, los proyectos pueden ser éxitos rotundos, como ocurrió con E.T., El Extraterrestre - 98%, el clásico instantáneo que fue dirigido por Steven Spielberg y llegó a cines en 1982 con las actuaciones infantiles de Drew Barrymore y Henry Thomas.
E.T., El Extraterrestre - 98% es una película para niños. Más específicamente, es una película para asegurarse de que los niños nunca miren dentro de un armario sin sentir que existe la posibilidad de que un monstruo espacial aparezca inesperadamente y los asuste. Resulta que la vida de los sustos contenidos en la película original, al menos hasta antes de que los protagonistas le tomaron cariño a la criatura en la historia, que ya es más que suficiente para los niños del mundo, podría haberse duplicado o triplicado si, como se planeó en un momento, tuviéramos una secuela que habría sido mucho más terrorífica.
La continuación del filme, que tuvo por nombre E.T. 2: Nocturnal Fears según lo que comparte The Things, era el paso lógico para el estudio debido al éxito de la cinta original que en su momento incluso había superado la recaudación de Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%. Steven Spielberg estaba involucrado en el proyecto y junto con Melissa Mathison , la guionista de la primera película, escribieron una secuela cuyo título se traduce como “miedos nocturnos”. El cineasta decidió no continuar con este plan porque creyó que solo le "robaría la virginidad al original", lo cual fue una decisión muy acertada no porque quizás le habría restado un poco de crédito a la que es una de sus películas más queridas, sino por el hecho de que su idea era bastante oscura y estaba lejos de la historia de amistad de E.T., El Extraterrestre - 98%.
Como de seguro recordarán, E.T sigue a Elliott, un niño que encuentra un extraterrestre en su patio trasero y rápidamente se hace amigo de él. La criatura, llamada E.T., fue abandonada por su grupo y debe encontrar una manera de regresar a su planeta de origen. Elliott y sus hermanos, Michael y Gertie, lo ayudan a comunicarse con su familia y al mismo tiempo lo ocultan del gobierno. El fuerte vínculo de Elliott con la criatura era único y podría haber sido clave en una secuela, si Spielberg hubiera decidido hacerlo realidad.
Sin embargo, lo que habían escrito para Nocturnal Fears llegó a Internet inevitablemente, y los extraterrestres no se parecían en nada al protagonista de la cinta. De acuerdo con el argumento, los niños de la primera película se sienten solos sin su viejo amigo E.T., pero tienen la esperanza de volver a reunirse con él algún día. Sus deseos parecen hacerse realidad cuando terminan encontrando una nave alienígena y, desafortunadamente, los extraterrestres a bordo son malvados. Según la forma en que son descritos, ellos son carnívoros, albinos y tienen grandes ojos rojos y colmillos.
Además, resulta que están en guerra con la gente de E.T. y han llegado a la Tierra para mutilar al ganado y torturar a los niños para obtener información sobre el paradero de sus enemigos. Durante todo esto, se relata que Elliott experimenta un "tremendo dolor" y grita tan fuerte que su agonía se escucha en todo el universo. Esto es lo que trae a E.T. de regreso para salvar a los niños humanos de lo que solo podemos asumir es una masacre orquestada por estos nuevos alienígenas. Dentro de la secuela también se iba a revelar que el nombre real del entrañable protagonista de la primera cinta es Zrek.
Quizás no era lo más acertado el enfoque es este relato si Spielberg quería llegar de la misma forma al público, a pesar de que según él solamente no siguió adelante con su plan debido a que prefirió que la cinta sea algo único. Cabe destacar que esta habría sido una secuela con extrañas criaturas similares a E.T., quienes luego tomaron como rehenes a los niños que protagonizaron la primera película probablemente, y los interrogaron y examinaron al punto de torturarlos. E.T. finalmente regresó para salvarlos y volvió a irse al final. Es fácil ver por qué Spielberg sintió que esto habría lastimado profundamente la primera película aunque no mencionó lo oscura que es la propuesta.
La naturaleza es la secuela que nunca se hizo realidad por sí sola es más que suficiente para que la gente se de cuenta que es una historia extraña y poco infantil, pero después del éxito de la primera película queremos creer que cualquier estudio cinematográfico habría deseado hacer la secuela sin importar este gran detalle que a la larga podría haber afectado la forma en que el público se acercó a la historia para siempre. Aunque también podemos entender que no todos los directores están dispuestos a realizar una secuela, porque por lo general este tipo de películas termina comprometiendo la verdad de un cineasta como artista. El plan de Spielberg como continuación de E.T., El Extraterrestre - 98% nunca siguió adelante, ni siquiera con otro director o guionista como suele hacer Hollywood en muchas ocasiones con tal de que sus proyectos sigan en marcha.
Nota publicada originalmente en Tomatazos.

VIDEO RELACIONADO:
Tráiler Eternals