Anuncios

El oro y la plata crecen como un refugio seguro en medio de la guerra en Medio Oriente

El oro tiene un público fanático, y lo tuvo a medida que pasaron las generaciones, aunque los fanáticos del oro de mi infancia hace tiempo que fallecieron. Para los amantes del oro es el dinero por excelencia, cuyo valor es incorruptible, y cuando les parece barato quieren comprar más y simplemente dicen que el mundo está equivocado sobre su valor y que la situación cambiará.

Desde los mínimos de alrededor de 200 dólares en la década de 1990, al oro le fue muy bien, pero ese ascenso se detuvo.

Acá tenés un gráfico:

Oro, Inversiones, Bitcoin
El gráfico del oro en veinte años.

Hasta la conflagración entre Israel y Gaza, el oro se encontraba en una tendencia bajista que caracterizó su comportamiento desde el final de la tendencia alcista en 2011. El gran QE de los bancos centrales ayudó al oro a alcanzar nuevos máximos, pero en nada parecido a los niveles que cabría esperar de un periodo de tanta incertidumbre y explosiva creación de masa monetaria. Desde entonces, el oro estuvo atrapado en un techo de 2.000 dólares por canal.

¿Qué pasará a partir de la suba del oro?

La presentación del oro es sencilla. ¿Es el fuerte repunte actual sólo un movimiento a corto plazo basado en el viejo catalizador clásico del oro "la guerra en Oriente Medio" o es este el momento en que el oro emprende su tan esperado gran movimiento al alza?

Hoy en día, muchas de las viejas leyes de la inversión ya no se aplican. Las tasas de interés que suben o bajan no parecen afectar directamente al oro como antes. Bitcoin es considerado ahora por muchos como el primer puerto de presentación si necesitan un activo de refugio. El oro no se comportó como predijeron los bichos del oro cuando aparecieron los jinetes del apocalipsis. El oro es un Bitcoin boomer, dicen los jóvenes.

Escribí recientemente que la presentación es simple. Si el oro puede superar sus máximos posteriores a 2019, iniciará una gran carrera. Si no lo hace, continuará en el rango de 1.500 a 2.000 dólares hasta nuevo aviso.

Oro, Inversiones, Bitcoin
El oro no se comportó como predijeron los bichos del oro cuando aparecieron los jinetes del apocalipsis.

Cada año se extrae una gran cantidad de oro, por lo que existe una constante presión a la baja sobre su precio. Cada año se extrae entre el 1% y el 2% de la oferta total y, si tenemos en cuenta que la mayor parte del oro está inerte y guardado para siempre en cámaras acorazadas, ese 1%-2% de la oferta total es una buena proporción de la oferta líquida en circulación.

Bitcoin, otro importante competidor

Bitcoin también compite con el oro y muchos lo prefieren a un metal tosco, difícil de mover, proteger, comprar y vender. Como tal, no es difícil que el oro no vaya a ninguna parte durante una o dos décadas, como ocurrió tras su máximo durante la guerra de Afganistán.

Sin embargo, los mercados no funcionan así; cuando se disparan, lo hacen por razones que se explican a posteriori, de modo que, mientras el capitán Hindsight esté al mando, es difícil ser Major Foresight en los grandes movimientos.

Oro, Inversiones, Bitcoin
Bitcoin también compite con el oro y muchos lo prefieren a un metal tosco, difícil de mover, proteger, comprar y vender.

Sin embargo, el gráfico es muy claro. El oro debería retroceder pronto y empezar a bajar, pero si rompe al alza podría llegar a los 1.000 dólares o más. Ese nivel de ruptura es de 2.150 dólares o más, dependiendo de sus nervios.

Yo promedio el costo del oro en dólares por diversificación, así que no me importa mucho el corto plazo, pero desde luego no me hará daño si conseguimos una ruptura, porque tal movimiento será grande si se produce.

También demostrará que el oro aún conserva su lugar como algo más que una simple materia prima y que no está en el camino de la obsolescencia con sus fans del boom.

Mientras tanto, para aquellos a los que les guste lo picante, siempre está la plata, porque si el oro se dispara, la plata se va a disparar aún más.

*Con información de Forbes US