"Los Originales" recopila la riqueza de cinco familias lingüísticas paraguayas

Agencia EFE

Asunción, 10 sep (EFE).- El vicepresidente de la Fundación Carlos Pusineri Scala, Aldo Pusineri, y el realizador audiovisual Arturo Maciel se tomaron cerca de un año y medio para recopilar información e imágenes sobre los 20 pueblos originarios que habitan Paraguay y contar su historia, agrupados en cinco familias lingüísticas, en el proyecto audiovisual "Los Originales".

Este material incluye cinco vídeos, de poco más de 10 minutos, en los que estos dos jóvenes reunieron la historia, tradiciones, organización y lucha de los pueblos originarios paraguayos, con la intención de poder difundir estos audiovisuales de manera libre y llegar hasta las aulas, para que las nuevas generaciones conozcan esta realidad de su país.

Cada capítulo se corresponde con una de esas familias, entre las que la más conocida es el guaraní, idioma oficial del país junto con el español, ambos reconocidos por la Constitución nacional desde 1992.

Sin embargo, junto al guaraní conviven y perviven el maskoy, el guaicurú, el zamuco y el mataco.

"En Paraguay existen 20 pueblos indígenas que se agrupan en cinco grandes familias lingüísticas. Estas familias comparten características culturales, cosmovisión, lengua, manifestaciones artísticas, organización social... En cada uno de los materiales abordamos la cosmovisión de cada una de estas familias", explicó a Efe Aldo Pusineri.

El vicepresidente de la fundación reconoció que la sociedad tiende a "igualarles a todos o verles a todos como iguales", una actitud que desprecia las "profundas diferencias" que existen entre estos pueblos.

"Desde nuestra cosmovisión, desde nuestro lenguaje occidental paraguayo, podríamos decir que son naciones diferentes, son grupos que tienen profundas diferencias y que nosotros, desde nuestra visión, a veces un poco chata, tendemos a igualarles a todos", destacó.

El desconocimiento, e incluso olvido, que pesa sobre los pueblos originarios del país fue lo que motivó a Pusineri y Maciel a recurrir a bibliografía e imágenes cedidas por museos e instituciones para elaborar estos vídeos que, a su juicio, no solo visibilizan su situación sino que dan respuesta a muchos de los problemas actuales.

Maciel señaló que debido al gran número de pueblos existentes en el país tuvieron que recurrir a estas fuentes en lugar de "ir a la comunidad", algo que habría demorado el trabajo durante décadas.

"Para hacer un documental, uno tiene que ir a la comunidad, estar un cierto tiempo, ganarse la confianza... y no teníamos la capacidad de tiempo ni económica de hacer eso. Entonces, nos arreglamos y recopilamos la información de estudiosos (...) y sistematizamos de forma audiovisual en un lenguaje que pueda ser atractivo para un joven", dijo a Efe el realizador audiovisual.

Tanto Maciel como Pusineri insistieron en que uno de los objetivos de este trabajo es permitir su difusión libre y llegar a las aulas, para lo que se ha trabajado de acuerdo con las guías metodológicas del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Además, el trabajo también se difundirá en redes sociales, dividido "en 32 cápsulas", para que su repercusión entre las nuevas generaciones sea mayor.

"Cada una (de las familias) presenta profundas diferencias y grandes riquezas que hoy, con todos los problemas y dificultades que tenemos, podríamos tomar muchas de estas riquezas y, también, aplicar a los grandes desafíos que tenemos como sociedad", manifestó Pusineri.

Su colega Maciel compartió esta percepción y lamentó la "deuda histórica" de Paraguay con los pueblos originarios, lo que ha generado "ignorancia" entre la sociedad, aunque, optimista, aseguró que en la actualidad existe "más conciencia sobre la riqueza de cada pueblo".

Noelia F. Aceituno

(c) Agencia EFE