El Orgullo LGTBI vuelve a las calles de Madrid para declamar derechos trans

·2  min de lectura

Madrid, 3 jul (EFE).- La tradicional marcha del Orgullo LGTBI de Madrid, una de las más importantes del mundo, volvió a las calles este sábado para reivindicar los derechos de las personas trans, después de ser cancelada hace un año debido a la pandemia, aunque esta vez sin carrozas y una participación limitada a 25.000 personas

"Los derechos no se negocian, se legislan: ¡por una Ley Integral Trans ya!" fue lema principal de la manifestación, en referencia al anteproyecto legislativo que el Gobierno español aprobó el martes pasado, después de meses de discrepancias y negociaciones en el seno del propio Ejecutivo.

Según la propuesta gubernamental, a partir de los 14 años se podrá cambiar de sexo en el registro civil con un simple trámite administrativo, sin necesidad de informes sanitarios ni legales. Los menores de 12 a 14 años, requerirá de una autorización judicial para proceder a tal modificación.

Tras la pancarta que abría la manifestación caminaban activistas trans de las dos asociaciones convocantes, FELGTB y COGAM. También se manifestaron políticos de izquierda y liberales.

La marcha de este año también sirvió para rechazar el ascenso de la extrema derecha y la legitimación de los discursos de odio y recordar, además, los 40 años de la aparición del primer caso de VIH en el mundo, a las personas fallecidas y luchar contra el estigma de quines lo padecen.

"Este año es un año puramente reivindicativo", dijo a la prensa la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo; la lucha LGTBI pretende "recuperar la calle", aunque con la responsabilidad de guardar, recordó, las medidas sanitarias de prevención, como la distancia de seguridad entre personas y el uso de mascarillas.

De Merlo criticó al Ayuntamiento de Madrid, gobernado por conservadores y liberales, porque "prácticamente no ha hecho nada" para ayudar a organizar la manifestación.

La presidenta de FELGTB, Uge Sangil, se refirió a la propuesta legislativa trans del Gobierno, formado por ministros del Partido Socialista e izquierdistas de Podemos.

"Sabemos que no es el borrador que queremos", pues asociaciones LGTBI quieren que se incluya a las personas no binarias (que no se reconocen como hombre ni mujer) y migrantes.

Aún así, valoró que la transexualidad dejará de ser considerada enfermedad en España y será posible la "autodeterminación del género".

En la manifestación participaron decenas de miembros de la Asociación de Familias de Menores Trans Chrysallis y del Grupo de Familias Transformando de COGAM, que portaron una bandera que ha recorrido España desde abril para recabar apoyos para la igualdad de las personas trans.

Por parte del Gobierno, asistieron el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la de Igualdad, Irene Montero, impulsora de la ley trans, entre otras.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.