Organizaciones piden a la FIFA proteger a la comunidad LGBT+ con partido simbólico

Varias organizaciones no gubernamentales jugaron un partido simbólico este martes delante del museo de la FIFA en Zúrich como llamamiento para defender los derechos de la comunidad LGBT+ en la Copa del Mundo que comienza el 20 de noviembre en Catar, donde la homosexualidad es ilegal.

Estas organizaciones -All Out, Pink Cross, la Organización Suiza de Lesbianas (LOS) y Transgender Network Switzerland (TGNS)- montaron durante media hora un partido de fútbol que opuso a falsos representantes de la FIFA y de Catar con la comunidad LGBT+.

"¡Con esta acción animamos a los equipos nacionales de fútbol, los jugadores y los patrocinadores a mostrar su apoyo y compromiso con los derechos de las personas LGBT+ en Catar!", declaró Justin Lessner, director de campaña de All Out.

La persona que representaba a la FIFA llevaba una camiseta de la instancia que dirige el fútbol mundial, mientras que el falso representante de Catar jugó vestido de policía. Los dos aparecían encadenados, en su portería, para impedir al equipo que representaba a la comunidad LGBT+ marcar un gol.

Al final, el jugador que representaba a la UEFA levantó su camiseta y se unió al otro equipo para marcar un gol "por el amor y la paz". Todos se abrazaron por "el amor y la igualdad".

Los dirigentes de la FIFA pidieron a los 32 equipos participantes en el Mundial (20 noviembre-18 diciembre), señalado por las controversias sobre los derechos humanos, "concentrarse en el fútbol", en una carta desvelada el 4 de noviembre por Sky News.

Y la polémica está lejos de apagarse. Un exinternacional de la selección catarí y embajador del Mundial de fútbol, Khalid Salman, dijo que la homosexualidad es un "daño en la mente", en una entrevista que se difundirá en la televisión alemana este martes.

"Estas declaraciones son horribles", lamentó la ministra alemana del Interior, también encargada de los Deportes, Nancy Faeser en una conferencia de prensa, afirmando que mantenía la confianza en las garantías de seguridad para los espectadores del Mundial ofrecidas por el primer ministro catarí en un reciente desplazamiento al país.

La homosexualidad es ilegal en el emirato. Capitanes de selecciones europeas como Inglaterra, Francia o Alemania lucirán brazaletes con los colores del arcoíris y el mensaje 'One Love' en una campaña antidiscriminación.

apo-elm/vog/pm/mcd