Organizaciones comunitarias unen fuerzas para dar ayudas a indocumentados

Agencia EFE
EFE

Denver (CO), 28 abr (EFE News).- Organizaciones comunitarias de Colorado aunaron esfuerzos para proveer subsidios de hasta 1.000 dólares a indocumentados desempleados por el cierre de la economía debido al coronavirus, informó este martes la Coalición para los Derechos de los Indocumentados de Colorado (CIRC).

Aunque las gestiones para formar lo que ahora se conoce como el Fondo para Trabajadores Indocumentados (UWF, en inglés) comenzaron hace un mes, sólo ahora CIRC, Village Exchange Center, MANAUS y otras organizaciones cuentan con los fondos suficientes para anunciar públicamente la iniciativa.

Según la información provista, el proyecto ya cuenta con más de 200.000 dólares y ya ha identificado a los primeros 180 beneficiarios, seleccionados por medio de un proceso de revisión de solicitudes a cargo de Impact Charitable, una organización independiente que actúa como agente fiscal del proyecto.

El sitio web de Impact Charitable indica que la ayuda se ofrece en respuesta a una "necesidad humanitaria" que no queda satisfecha por los programas de ayuda federales o estatales y muy raramente por programas locales, siendo Denver una de las pocas ciudades de Colorado que ofrece asistencia económica a indocumentados.

"Nuestra meta es empoderar a las personas que no tienen acceso a los programas de ayuda para que puedan responder a sus necesidades urgentes (comida, renta, servicios públicos, salud, transporte, etc.) Nuestras opciones de pago serán flexibles para acomodar a personas con o sin cuentas bancarias", dice el documento del UWF.

Mark Newhouse, de la mesa directiva de Impact Charitable, expresó que la nueva coalición ya está trabajando para asociarse con agencias del gobierno y de esa manera expandir la ayuda, como ya sucede con el programa de asistencia gratuita con servicios de abogacía que Denver ofrece a ciertos indocumentados.

Algunas organizaciones, como Padres y Jóvenes Unidos de Denver, prefieren enfocarse en grupos específicos, como los beneficiados por la Acción Diferida (DACA), que esperan con incertidumbre un próximo fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre su futuro y que tampoco están incluidos en los programas de ayuda oficial.

"En Padres y Jóvenes Unidos, hemos desarrollado la iniciativa Our Barrio Cares (Nuestro Barrio Ayuda) para brindar apoyo directo a las familias inmigrantes locales", comentó Elsa Oliva Rocha, directora ejecutiva de esa organización, en declaraciones preparadas enviadas a Efe.

"Estamos comprometidos a hacer todo lo posible para reducir el impacto inmediato que siente nuestra comunidad y trabajar para eliminar las barreras que limitan el acceso a los recursos para las familias inmigrantes y los beneficiarios de DACA", agregó.

Por su parte MANAUS, en conjunto con la Fundación Comunitaria de Aspen (el conocido centro de esquí en las Montañas Rocosas de Colorado) ya reunió unos 50.000 dólares que destinará a ayudar a 200 familias indocumentadas de la zona. En este caso, la ayuda se solicita y se recibe usando una aplicación para teléfonos inteligentes.

Aunque los números se desconocen con certeza, CIRC estima que hasta 150.000 indocumentados podrían eventualmente recibir ayuda por medio de estas iniciativas.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación