Organizaciones ambientales piden la protección de las zonas quemadas en Paraguay

Agencia EFE

Asunción, 26 ago (EFE).- Organizaciones medioambientales reclamaron este lunes la protección y reforestación de los parques naturales de Paraguay que han sufrido pérdidas de vegetación como consecuencia de los incendios que la pasada semana arrasaron 37.000 hectáreas en el norte del país, junto a la frontera con Bolivia y Brasil.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) exigió en un comunicado al Gobierno paraguayo la "creación de políticas nacionales sostenibles" para la recuperación del Parque Nacional Río Negro y el Monumento Natural Cerro Chovoreca, las dos áreas que han sufrido el efecto del fuego.

"El impacto de los incendios forestales en nuestra región tiene consecuencias globales", alertó la organización, que denuncia que estas dos áreas no cuentan con personal capacitado para hacer frente a los incendios.

La ONG también exigió que se prohíba la transformación del suelo afectado por el fuego y que se establezcan "mecanismos de control eficientes para detectar delitos ambientales".

"Las consecuencias del fuego han dejado en evidencia la necesidad de sensibilización respecto a las quemas frecuentes en época de invierno, así como la falta de protección de áreas claves para la biodiversidad en el norte del país", añade el comunicado.

WWF señaló la importancia de poner en marcha acciones coordinadas de preservación entre los distintos países que comparten recursos naturales, como es el caso del Pantanal, un área de 340.000 kilómetros cuadrados que abarca a Paraguay, Brasil y Bolivia.

Asimismo, puso de relieve la importancia de "asegurar la protección y atención a las comunidades indígenas y no indígenas que se han visto afectadas por los incendios y que se encuentran en zonas de riesgo".

Esta denuncia se suma a otros colectivos ecologistas como la ONG A Todo Pulmón que este fin de semana también se pronunció en sus redes sociales para condenar las quemas incontroladas que "son prácticas humanas realizadas sin el más mínimo cuidado ni conciencia ambiental".

"Instamos a que se proteja toda el área afectada para evitar que exista un cambio de suelo y solicitamos que se promuevan los planes de confinamiento y reforestación para la restauración de los bosques perdidos a causa de los incendios forestales", indicó la organización.

A Todo Pulmón es la responsable de organizar el concurso Colosos de la Tierra, que busca cada año el árbol más grande de Paraguay, una iniciativa que ha permitido plantar 45 millones de árboles en la última década.

El incendio que se originó el pasado 18 de agosto ha quemado 19.000 hectáreas de bosques en las inmediaciones de Bahía Negra y 18.000 en el Cerro Chovoreca, en dos focos que ya han controlado los equipos de emergencia.

El Gobierno de Paraguay ha movilizado un centenar de bomberos voluntarios y de forestales hasta la zona, mientras que ha habilitado dos aviones y tres helicópteros para operar en caso de emergencia.

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, visitó este lunes la zona afectada para conocer en persona el operativo y anunció que se va a investigar las quemas ilegales de pastizales para "sancionar ejemplarmente" a los responsables.

Además de los incendios en Paraguay, también se están produciendo fuegos masivos en otros puntos del continente como en Bolivia, donde han ardido más de 700.000 hectáreas en la Chiquitania cruceña, una zona de transición entre la Amazonía y el Chaco, lo que ha afectado a 1.817 familias.

En el caso de Brasil, el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios mediante imágenes de satélite, ha informado que los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83 % a los del mismo período de 2018.

(c) Agencia EFE