La organización Padres Organizados también reclama que se aclaren las circunstancias de la vacunación pediátrica

·3  min de lectura
Se anunció la vacunación con Sinopharm para los chicos de entre 3 y 11 años
Se anunció la vacunación con Sinopharm para los chicos de entre 3 y 11 años

Las redes de Padres Organizados y Vacuname —que nuclea familias con niños menores de edad y de grupos de riesgo— lanzaron un comunicado conjunto en el que solicitaron “acción urgente de todas las instancias institucionales” por los hechos que rodean la vacunación pediátrica en la Argentina.

El texto, titulado “Con los chicos no”, pide que se aclaren las circunstancias bajo las cuales “se autorizó la aplicación de una vacuna a niños y niñas de 3 a 11 años sin haber completado sus fases de investigación”, en alusión a la inmunización de Sinopharm.

“Hay una serie de situaciones, contradicciones e idas y vueltas que no colaboran para nada en un proceso de vacunación que se tiene que basar en la confianza”, reclama María José Navajas, referente de la Organización Padres Organizados.

Y es que la vacunación pediátrica contra el Covid estuvo rodeada de incertidumbre en los últimos días. Primero se supo que el Gobierno aplicó la vacuna Sinopharm a chicos de 3 a 11 años antes que China, el país productor.

Desde el Ministerio de Salud dijeron que la información revisada “es confidencial”. El desconcierto aumentó porque en la conferencia de prensa oficial en la que se anunció la vacunación pediátrica, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, aseguró que China ya había iniciado el proceso de inoculación a chicos de ese rango etario el 1º de octubre, cuando aquello sucedió semanas más tarde.

“¿Le doy o no la vacuna?”: los planteos de los padres que desbordan los consultorios de los pediatras

Las dudas pronto llegaron al Congreso: diputados de la oposición solicitaron que se cite a Vizzotti para que brinde explicaciones sobre “los hechos que rodearon” a la aplicación de la vacuna china Sinopharm a niños y niñas de 3 a 11 años. Mientras tanto, trascendió que la Sociedad Argentina de Pediatría está trabajando en un “informe técnico” sobre el asunto, que distribuirá entre los profesionales de la salud luego de las elecciones legislativas de este domingo.

Lo hizo luego de que 320 padres de chicos con problemas de salud le reclamaran explicaciones. La carta que envió la SAP a sus asociados defiende la vacunación pediátrica en general, pero no se explaya sobre la controversia puntual que rodea a la Sinopharm.

Según pudo averiguar LA NACION, en las últimas semanas ni la SAP ni la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica pudieron acceder a los datos “confidenciales” que avalaron la vacunación en nuestro país.

Según Navajas, debe haber una justificación fundada en información relevante que justifique la vacunación pediátrica, sobre todo porque no se trata en particular de una población relevante para la enfermedad. “La decisión se tomó de un día para otro, y nos parece muy extraño que hasta los pediatras no recuerdan que nunca se haya avanzado en una campaña de vacunación con algo que no está debidamente probado”, explica.

Otro punto del comunicado de las redes hace hincapié en que se garantice la presencialidad y la inscripción al ciclo lectivo de todos los niños y adolescentes, sin importar si recibieron o no la vacuna contra el Covid 19. Según explicaron desde Padres Organizados, pese a que desde el Gobierno insisten en que los establecimientos educativos no pueden exigirlo, les han llegado reclamos de padres de varias provincias en donde las escuelas piden certificados de vacunación.

Para Navajas, “es una situación muy incómoda para las familias que decidieron esperar y prefieren evaluarlo con tranquilidad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.