Organización juvenil denuncia detenciones "arbitrarias" en Nicaragua

Agencia EFE
·3  min de lectura

Managua, 4 feb (EFE).- La organización juvenil de oposición Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN) denunció este jueves que dos de sus dirigentes fueron detenidos "arbitrariamente" por la Policía Nacional, en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

Los detenidos son Enrique Cuadra y Santiago Fajardo, dirigentes territoriales de la AUN en las ciudades de Masaya (sureste) y León (noroeste), respectivamente, indicó esa organización juvenil, en una declaración.

Al menos 20 "agentes de la Policía Nacional capturaron esta mañana arbitrariamente a Enrique Cuadra, de 20 años, líder activo de la AUN", y estudiante de Derecho, indicó Max Jérez, integrante de esa organización juvenil.

Según la AUN, los agentes llegaron a la casa del joven y lo detuvieron "sin señalar ningún motivo".

DENUNCIAN "OLA DE REPRESIÓN"

En el caso de Fajardo, la organización divulgó un video en el que el dirigente juvenil aparece acostado boca abajo en el piso antes de ser esposado por un agente de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, mientras otros oficiales, cubriendo sus rostros y con chalecos antibalas, apuntan con fusiles de guerra.

"¿Por qué me llevan?", gritó el joven a los oficiales cuando aún se encontraba en el piso, y luego le pidió a un familiar que sacara la billetera de su pantalón, a lo que no se opusieron los agentes.

La mujer que grabó el video le reclamó a los policías por tirar con fuerza el portón de la puerta de entrada de la casa, cuando iban a subir a la patrulla a Fajardo.

"Desde AUN Nicaragua estamos denunciando una ola de represión e intimidación dirigida contra miembros de esta organización en particular", señaló Jérez, quien demandó la liberación inmediata de ambos dirigentes.

AMENAZAS CON ENCARCELAMIENTOS

Según la organización, en la última semana han recibido reportes de acoso policial a jóvenes integrantes de la AUN que trabajan en el norte y centro del país, "en el que un fuerte grupo de agentes policiales llegan a sus casas y les advierten no seguir organizando actividades de índole ciudadana, sino serán encarcelados".

"Estas acciones represivas solo reafirman nuestro compromiso con la democratización de Nicaragua. Seguiremos demandando las impostergables reformas electorales, la celebración de elecciones libres y la libertad inmediata de todos los presos políticos", indicó ese grupo.

La detención de esos dos dirigentes se da dos días después de que la Asamblea Nacional (Parlamento), controlado por los sandinistas, aprobara una reforma al Código Procesal Penal, que amplía de 48 horas a tres meses la prisión preventiva para los sospechosos antes de enfrentar juicio.

Organismos humanitarios internacionales y nacionales han criticado esa Ley bajo el argumento que es contraria a la Constitución y los estándares internacionales, debido a que permite "detener para investigar, en lugar de investigar para detener", y atenta contra la presunción de inocencia y el derecho a conocer sin demora y en detalle la acusación en contra de uno.

La extensión del tiempo de cárcel preventiva coincide con el año electoral.

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones nacionales el 7 de noviembre del 2021.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

(c) Agencia EFE