Los organismos globales llaman al mundo a hacer “la mejor inversión de la historia” en vacunas

·4  min de lectura
Coronavirus: para Kristalina Georgieva recuperarse de esta crisis llevará años; los países emergentes y en vías de desarrollo necesitarán al menos 2,5 billones de dólares para pagar sus cuentas en 2020
Coronavirus: para Kristalina Georgieva recuperarse de esta crisis llevará años; los países emergentes y en vías de desarrollo necesitarán al menos 2,5 billones de dólares para pagar sus cuentas en 2020

WASHINGTON.- Los jefes de los principales organismos internacionales de crédito, salud y comercio pidieron a los gobiernos que destinen 50.000 millones de dólares a mejorar el acceso a las vacunas contra el coronavirus, acelerar la campaña de inmunización global y fortalecer la recuperación de la pandemia, un llamado inédito a realizar la “mejor inversión pública de la historia”.

En un mensaje que fue difundido en varios periódicos, incluido en The Washington Post en Estados Unidos, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva; el presidente del Banco Mundial, David Malpass; el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Nhozi Okonjo-Iweala, urgieron a los gobiernos a trazar una hoja de ruta para llegar a fines de este año con al menos el 40% de la población global vacunada, arriba del 30 por ciento fijado inicialmente por la OMS.

“El precio de 50.000 millones de dólares se ve eclipsado por los nueve billones de dólares estimados que se obtendrán con el aumento de la actividad económica para 2025, lo que la convierte en la mejor inversión pública de la historia”, remarcó Georgieva.

Los líderes de los organismos enfatizaron que no habrá una recuperación generalizada si no se pone fin a la crisis desatada por el coronavirus, y que el acceso a la vacunación es clave para terminar con la pandemia, y reducir las divergencias entre las naciones desarrolladas y los países emergentes y pobres.

Un nuevo virus: China informa el primer caso humano de gripe aviar H10N3 en el mundo

“Ha habido un progreso impresionante en las vacunas, con logros sin precedentes de los científicos y financiamiento público y privado que ha apoyado la investigación, el desarrollo y la producción de vacunas. Pero persiste una brecha peligrosa entre las naciones más ricas y las más pobres”, escribieron los jefes de los organismos.

La desigualdad en la distribución de las vacunas está dejando a “millones de personas vulnerables”, y las nuevas cepas del virus incluso los países que tienen programas de vacunación avanzados han sido forzados imponer nuevas restricciones, remarcaron los jefes de los organismos multilaterales. Y también señalaron que la pandemia está profundizando las “divergencias” económicas, una de las consecuencias de las crisis que tendrá efectos más perdurables de la pandemia.

Ante la enorme brecha entre los países ricos, emergentes y pobres en el avance de la vacunación, los líderes pidieron invertir para ampliar la producción y el suministro de vacunas, elevar las subvenciones a los países más rezagados, y destinar más fondos para pruebas, y tratamientos contra la Covid-19.

La OMS, que preside Tedros Adhanom Ghebreyesus, reaccionó con lentitud a los primeros informes sobre el coronavirus.
La OMS, que preside Tedros Adhanom Ghebreyesus, reaccionó con lentitud a los primeros informes sobre el coronavirus.


La OMS, que preside Tedros Adhanom Ghebreyesus, reaccionó con lentitud a los primeros informes sobre el coronavirus.

“Cuando hay voluntad, hay un camino. Conocemos el camino. La pregunta es, ¿hay voluntad?”, dijo Tedros en una conferencia de prensa conjunta de todos los jefes de los organismos.

Una propuesta reciente del staff del Fondo Monetario presenta un plan con objetivos claros a un costo factible, basado el trabajo que ya ha hecho la OMS, sus socios en la iniciativa Accelerator Access to COVID-19 Tools (ACT) y su programa global de acceso a vacunas Covax.

Con un costo estimado de 50.000 millones de dólares, el plan pone fin a la pandemia más rápidamente en el mundo en desarrollo, reduce los contagios y la pérdida de vidas, acelera la recuperación económica y genera unos 9 billones de dólares en producción mundial adicional para 2025, según los cálculos del organismo. El análisis del Fondo concluyó que mientras alrededor del 60 por ciento de las ganancias se destinarán a los mercados emergentes y las economías en desarrollo, el 40 por ciento restante beneficiará al mundo desarrollado. Y esto sin tener en cuenta los inestimables beneficios para la salud y la vida de las personas.

El pedido tuvo lugar en momentos en que los países de medianos y bajos ingresos enfrentan dificultades para acceder a las vacunas mientras las naciones más desarrolladas acaparan gran parte de las dosis disponibles. De acuerdo con la OMS, los países más pobres han vacunado a menos del 1% de la población, mientras que naciones desarrolladas como Estados Unidos ya han vacunado a la mitad. Durante los últimos meses, América latina se ha convertido en el epicentro de la pandemia, y ocho de los 10 países con más muertos por el coronavirus están en la región.

Georgieva indicó que las vacunas contra el coronavirus deben dirigirse lo más rápido posible a los países donde tendrán un mayor impacto, y América latina debe ser una prioridad. El gobierno de Joe Biden trabaja desde hace varias semanas en un plan de donación, y ya ha dicho que la región será uno de los principales focos dada la gravedad de la crisis, además de la cercanía geográfica con Estados Unidos.

“Desafortunadamente para América latina, bastantes países son golpeados con una fuerza brutal por el Covid-19″, dijo Georgieva. “Lo que abogamos es que estemos seguros de que tengamos la capacidad de suministrar vacunas donde salvarán más vidas”, agregó la jefa del Fondo.