Organismo protección datos México presentará acción legal contra polémico padrón de telefonía móvil

·1  min de lectura
Foto de archivo: Se muestra un sensor de huellas dactilares en un teléfono móvil en Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO, 27 abr (Reuters) - El organismo de protección de datos personales en México acordó el martes presentar una acción de inconstitucionalidad contra una polémica ley federal de telecomunicaciones que obliga a los usuarios de teléfonos celulares a entregar a los proveedores del servicio datos personales para un registro biométrico.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), informó que presentará el recurso legal ante la Suprema Corte de Justicia al considerar que la reforma viola derechos de millones de usuarios.

Quienes apoyan el padrón, aprobado por el Senado recientemente, argumentan que es necesario para reducir crímenes como la extorsión y el secuestro, al dificultar que los delincuentes permanezcan en el anonimato al adquirir nuevas líneas de teléfonos móviles sin la obligación de un registro.

"La persecución de los delitos es un tema que nos debe preocupar a todos y que el Estado es el responsable de velar por la seguridad de los habitantes, pero ello no puede ni debe ser razón suficiente para restringir las libertades y derechos humanos", dijo Adrián Alcalá, uno de los comisionados del INAI, durante una sesión del organismo.

El padrón requeriría que empresas como América Móvil y AT&T recopilen huellas dactilares o datos biométricos oculares de los clientes y los compartan con el gobierno para su inclusión en una base de datos administrada por el regulador de telecomunicaciones, el IFT. La información estaría disponible para ser utilizada en un proceso de investigación.

Un juez mexicano frenó la semana pasada parte de la ley, bajo el argumento de que pondría en riesgo a los clientes cuando se nieguen a compartir datos personales, pues su línea telefónica sería cancelada.

(Reporte de Miguel Angel Gutiérrez y Cassandra Garrison, editado por Lizbeth Díaz)