Ordenan al ministro de Defensa salvadoreño buscar los archivos de la masacre de universitarios en 1975

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Salvador, 1 ago (EFE).- El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) salvadoreño ordenó al ministro de la Defensa de su país, contraalmirante René Merino, que busque los archivos militares relacionados con la masacre de estudiantes de 1975 e intervenciones a la estatal Universidad de El Salvador (UES), informó este sábado la institución.

La fuente señaló en un comunicado que Merino debe buscar los archivos sobre la intervención al campus central de la UES de 1972, que se prolongó durante dos años, al igual que los relacionados con la ocupación de la sede occidental del centro de estudios superiores.

El tercer punto ordenado al ministro es la búsqueda de los documentos de la operación realizada el 30 de julio de 1975 en la capital del país y que derivó en la matanza de estudiantes universitarios que protestaban.

El IAIP también ordenó localizar cualquier archivo vinculado con el asesinato del rector de la UES en 1980, Félix Ulloa, padre del actual vicepresidente del país, del mismo nombre.

Los datos requeridos al ministro de la Defensa también incluyen los relacionados con la detención de miembros del Consejo Superior Universitario de la UES en 1981, la intervención militar de 1980 que se prolongó por 4 años y las operaciones contra sendas manifestaciones estudiantiles en 1981 y 1988.

El IAIP señaló que, en caso de no encontrarse los documentos, el Ministerio de la Defensa deberá ejecutar medidas para tratar de "recuperar o reconstruir" la información en un plazo de 50 días mediante entrevistas a quienes pudieron tener acceso a los mismos.

Una modesta conmemoración marcó el jueves el 45 aniversario de la masacre de estudiantes universitarios del 30 de julio de 1975, entre reclamaciones a favor de la seguridad laboral y contra el protagonismo dado al Ejército por el Gobierno del presidente Nayib Bukele.

En la referida fecha, centenares de estudiantes de la sede central de la UES, y también de secundaria, marcharon por las calles de San Salvador para protestar contra una intervención militar en la sede occidental de esa universidad.

El presidente del país por entonces, el general Arturo Armando Molina, ordenó al Ejército salvadoreño reprimir la protesta con ametralladoras y tanquetas.

Se estima que la masacre dejó unos 25 estudiantes muertos y decenas de heridos y, según distintas fuentes, aquel día solo se pudieron rescatar dos cadáveres, puesto que los militares limpiaron el lugar.

(c) Agencia EFE