Ordenan liberación de Mónica Esparza, víctima de tortura sexual

TORREÓN, Coah., marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Luego de estar siete años en prisión, una juez federal ordenó la liberación de Mónica Esparza, torturada por policías municipales de Torreón, Coahuila, para que se auto-inculpara por los delitos de secuestro y posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

El 22 de abril del 2019, EL UNIVERSAL publicó la historia de Mónica, detenida en 2013 por policías municipales que la golpearon, la ahogaron en un tambo con agua, la asfixiaron con una bolsa, le pegaron con un trozo de madera, amenazaron con descuartizarla y la violaron al menos siete veces.

Además, los policías municipales la habrían amenazado con matar a sus familiares si no declaraba que formaba parte de la agrupación delictiva "Los Zetas".

El equipo jurídico del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) fue el que llevó el caso de la víctima, y esta tarde anunció que la jueza federal, Yuri Alí Ronquillo Vélez, del Juzgado Primero de Distrito en La Laguna, ordenó la liberación de Mónica al no encontrar pruebas suficientes en su contra.

Se espera que el día de mañana la víctima de tortura sexual llegue a la capital para brindar una conferencia de prensa en el Centro Prodh junto a sus defensoras legales.

Mónica fue detenida en 2013 en un retén junto con su hermano y su pareja, ambos agredidos sexualmente, pero este último perdió la vida luego de las agresiones que le infringieron.