Ordenan juicio especial por genocidio contra exdictador Ríos Montt por masacre en Guatemala

El exdictador Efraín Ríos Montt en una camilla durante el inicio de un juicio contra él en Ciudad de Guatemala, el 5 de enero de 2015 (AFP/Archivos | Orlando Estrada)

Una jueza guatemalteca ordenó este viernes un juicio especial por genocidio contra el exdictador Efraín Ríos Montt, quien padece demencia, por la masacre de 201 campesinos a manos del Ejército durante su régimen entre 1982 y 1983.

El proceso fue ordenado por la jueza Claudette Domínguez, quien en noviembre pasado rechazó cerrar la persecución penal solicitada por la defensa del militar retirado, de 90 años.

Domínguez señaló que en caso de ser hallado culpable, Ríos Montt no deberá cumplir la sentencia en una cárcel, sino que guardaría reclusión en su residencia o en un hospital.

Los abogados del exdictador pretendían el cierre del proceso al alegar que Ríos Montt sufre de demencia y otros padecimientos, diagnosticados en exámenes médicos y psiquiátricos realizados en 2015.

Ríos Montt está acusado de genocidio y delitos contra deberes de la humanidad por la masacre ocurrida entre el 6 y el 8 de diciembre de 1982 en la aldea Las Dos Erres del norteño departamento de Petén, durante el conflicto armado que vivió Guatemala de 1960 a 1996.

La justicia guatemalteca también tiene pendiente iniciar un juicio similar contra Ríos Montt por el genocidio de 1.771 indígenas mayas-ixiles en el noroccidental departamento de Quiché.

En ambos procesos, el exdictador debe ser representando por sus abogados debido a su situación física y mental.

El general retirado había sido sentenciado a 80 años de prisión por genocidio el 10 de mayo de 2013, pero la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial de Guatemala, anuló el fallo por errores procesales y ordenó un nuevo juicio.

Una Comisión de la Verdad, auspiciada por la ONU, documentó 669 masacres durante la guerra civil de 36 años, de las cuales 626 fueron atribuidas a fuerzas del Estado, la mayoría perpetradas durante la época de Ríos Montt y del gobierno de facto de Oscar Mejía Víctores (1983-1986).

El conflicto que sufrió Guatemala dejó unos 200.000 muertos y desaparecidos, según el informe de la ONU presentado en 1999.