Robot Curiosity de NASA se acerca a Marte en busca de pistas de vida pasada

El robot estadounidense Curiosity, el mayor y más sofisticado vehículo de exploración planetaria enviado al espacio, se aproxima a Marte, donde se prevé su arribo este lunes para una histórica misión en busca de indicios de vida pasada en el planeta más cercano a la Tierra.

Lanzado el 26 de noviembre de 2011 desde Cabo Cañaveral, Florida (sureste de EEUU), el vehículo robótico no tripulado Mars Science Laboratory (MSL) de la NASA, conocido como Curiosity, debe posarse en suelo marciano el 6 de agosto a las 05H31 GMT, después de viajar 570 millones de kilómetros.

"La misión va muy bien", dijo Pete Theisinger, uno de los responsables del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena (California, oeste), que gestiona el Programa de Exploración de Marte de la NASA. "Todo marcha realmente según lo previsto", indicó el jueves.

Durante su misión de exploración, de dos años terrestres de duración y un costo total de 2.500 millones de dólares, Curiosity tratará de descubrir si el ambiente marciano pudo haber sido favorable al desarrollo de la vida microbiana.

"Es la misión científica más importante sobre Marte", dijo a la AFP John Logsdon, exdirector del Instituto de Política Espacial de Washington, al comentar un viaje enmarcado en una estrategia de búsqueda de agua en el planeta rojo, adoptada hace diez años.

Tras una complicada maniobra, el vehículo robótico, o 'rover', debe posarse el lunes en el Cráter Gale, cerca del Monte de Sharp (5.000 m). El sitio, uno de los más bajos de Marte y punto de convergencia de varios ríos que se cree fluían provenientes de zonas altas, se cree que puede contener valiosa información sobre el pasado en sus capas sedimentarias.

"Gale ofrece una ocasión excepcional para probar múltiples entornos potencialmente favorables a la vida", señaló John Grotzinger, experto en geología de Marte.

"Las capas de tierra en la base de la montaña contienen arcilla y sulfatos, conocidos por formarse en el agua", según las observaciones de las sondas estadounidenses.

"Esta misión es extraordinaria y tiene el potencial de cambiar la forma en la que nos percibimos" en el Universo dijo a la AFP Bill Nye, presidente de la Sociedad Planetaria, un organismo de promoción de la exploración espacial creado por el legendario astrónomo Carl Sagan.

Curiosity, dos veces más largo y cinco veces más pesado que las dos sondas marcianas anteriores, Spirit y Opportunity, cuenta con diez instrumentos científicos. Impulsado por un generador nuclear, tiene un mástil con cámaras de alta definición y un láser.

Posarse en Marte, una maniobra riesgosa

---------------------------------------

Pero ingresar en la atmósfera marciana y posarse en el planeta rojo es arriesgado y será incluso más delicado para Curiosity, un vehículo de 900 kg de peso.

"Posar el Curiosity en Marte es la misión más difícil jamás intentada por la NASA en la historia de la exploración robótica planetaria", dijo en julio John Grunsfeld, director adjunto de la NASA para misiones científicas.

A diferencia de las sondas anteriores, Curiosity es demasiado pesado para que el impacto sea amortiguado por bolsas de aire. Por eso, los ingenieros diseñaron un tipo de "grúa" con retrocohetes que llevarán al robot con cuerdas de nylon en los segundos finales del descenso.

Pero antes de eso, la nave espacial habrá vivido siete minutos de descenso peligroso y vertiginoso en los que su velocidad se reducirá de 21.243 a 2,74 kilómetros por hora, según Grunsfeld.

A unos 1.600 metros del suelo, un enorme paracaídas de 21 m de diámetro se abrirá justo antes de que se enciendan ocho retrocohetes para frenar aún más el descenso y antes de que, unos segundos previos a tocar el suelo, una especie de grúa deposite suavemente a Curiosity.

De las 43 misiones lanzadas a Marte desde los años 1960, casi el 70% fracasaron. Los estadounidenses tuvieron gran éxito con sus últimos seis vuelos y son los únicos que hasta la fecha han explorado la superficie de Marte.

La ex Unión Soviética fue el primer país en posar una sonda en el planeta rojo en 1971, pero ésta funcionó sólo 20 segundos.

A tres días de su muy esperada llegada a Marte, el robot estadounidense Curiosity cumple "perfectamente" con lo previsto para su histórica misión en busca de pistas de vida pasada en el planeta más cercano a la Tierra, aseguró la NASA el jueves 2 de agosto de 2012.

Cargando...