Orban compara a la UE con la URSS por su resolución de proteger el Estado de derecho

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en un debate en el Parlamento Europeo sobre la situación de su país
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en un debate en el Parlamento Europeo sobre la situación de su país

BUDAPEST, 13 nov (Reuters) - Hungría no puede aceptar un vínculo entre el acceso a los fondos de la Unión Europea y el cumplimiento de unos criterios para cumplir con el Estado de derecho, ya que esto sería similar a que la UE funcionara como la antigua Unión Soviética, dijo el viernes el primer ministro húngaro.

El mandatario húngaro, el nacionalista Viktor Orban, quien ha estado en el poder durante más de una década y ha sido criticado por la erosión de la democracia en su país, uno de los Estados que formaron parte del bloque comunista, dijo que "a los húngaros no se les puede arrebatar el dinero" y que los debates actuales de la UE sobre estos criterios son "técnicos".

Orban dijo que habló con la canciller alemana Angela Merkel el jueves sobre esta condición.

"Tuve que decirle que si se aceptan estos criterios elaborados por el Parlamento Europeo y por la presidencia alemana, los cuales requieren una mayoría de dos tercios que no tendríamos opción de bloquear, entonces estaríamos haciendo de la UE una Unión Soviética", dijo Orban a la radio estatal.

El primer ministro húngaro dijo que estos criterios equivaldrían a un "chantaje sobre una base ideológica sin fundamentos objetivos".

"Esto no es lo que queríamos. (...) no creamos la UE para tener una segunda Unión Soviética", añadió Orban, sin llegar a amenazar con vetar todo el proceso presupuestario de la UE.

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki, principal aliado de Orban, ha enviado una carta a las instituciones de la Unión Europea amenazando con vetar el presupuesto 2021-2027 si se condiciona el acceso a los fondos de la UE a que los gobiernos respeten el Estado de derecho.

La condicionalidad es un requisito clave para el Parlamento Europeo y varios países del norte de Europa como Países Bajos, que quiere criterios todavía más estrictas.

Polonia y Hungría tienen el poder de vetar el presupuesto a largo plazo e impedir que cualquier Estado miembro obtenga fondos de la UE. Esto, sin embargo, también perjudicaría a ambos países, que son grandes beneficiarios de dicho presupuesto y cuyos partidarios de estos partidos nacionalistas gobernantes dependen en gran medida de las subvenciones directas de la UE.

(Información de Krisztina Than; editado por Toby Chopra; traducido por Andrea Ariet en Gdansk)