Orbán, Salvini y Morawiecki cooperarán para un "renacimiento europeo".

Agencia EFE
·3  min de lectura

Budapest, 1 abr (EFE).- El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, y el líder de la Liga italiana, Matteo Salvini, acordaron este jueves en Budapest "cooperar" para lograr un "renacimiento europeo" basado en "los valores tradicionales".

Los tres líderes ultranacionalistas se reunieron en Budapest para indagar las posibilidades de unir sus fuerzas, despertando la expectativa de que puedan formar un nuevo grupo parlamentario en la Eurocámara después de que el Fidesz de Orbán abandonara este mes el grupo del Partido Popular Europeo (PPE).

Pero de momento no manifestaron la intención de dar pasos con ese fin: dos días antes del encuentro en la capital magiar, Salvini afirmó que su Liga no tenía previsto formar un grupo parlamentario con el Fidesz y el partido "Ley y Justicia" (PiS) de Morawiecki en la Eurocámara, según informó la agencia húngara MTI.

Así las cosas, los eurodiputados del Fidesz seguirán ocupando sus escaños como independientes.

EXPECTATIVAS INCIERTAS

Las expectativas fueron despertadas por el propio Orbán, quien nada más abandonar el Fidesz al PPE había dejado claro que buscaba la alianza de los otros dos políticos, con quienes comparten valores que se basan en la defensa de las tradiciones, el cristianismo y el rechazo de la emigración.

"Estos tres países, Italia, Polonia y Hungría, intentarán reorganizar la derecha europea. Nos encontraremos para tratar este tema en breve y planearemos el futuro conjuntamente", adelantó Orbán antes del encuentro.

El partido de Morawiecki, "Ley y Justicia" (PiS) es un viejo aliado del Fidesz de Orbán, que también ha encontrado sintonía con la Liga de Salvini.

Pero las tres formaciones integran (o integraban, en el caso de Fidesz) grupos diversos en el Parlamento Europeo.

La Liga forma parte del grupo "Identidad y Democracia", donde también está la Agrupación Nacional francesa de Marine Le Pen y Alternativa por Alemania (AfD), mientras que la familia del PiS es la misma que la del español Vox: "Conservadores y Reformistas Europeos".

Y por el momento, ni la Liga ni el Pis han decidido abandonar a su grupo para formar con el Fidesz una nueva fuerza de extrema derecha.

COOPERACIÓN

Eso sí, los tres políticos hablaron hoy mucho de "cooperación" pues coinciden con una visión de "valores tradicionales" que les servirá de base para seguir acercándose.

El respeto de la familia, la nación, la libertad y el trabajo son los principios en los que se basaría el "renacimiento europeo" que quiere promover Salvini y sus aliados.

"Necesitamos un renacimiento europeo, que se centre en los valores tradicionales como la libertad, la familia, los derechos", dijo el líder italiano en una rueda de prensa telemática tras en encuentro tripartito, que concluyó con la intención de vovler a reunirse en mayo, posiblemente en Varsovia, para seguir viendo cómo pueden cooperar.

Acusado de socavar la democracia y el Estado de Derecho, el Fidesz fue suspendido en el PPE ya en marzo de 2019, pero no excluido, y sus eurodiputados seguían formando parte del grupo democristiano en el Parlamento Europeo.

Poco antes de que el PPE adoptara nuevas normas para poder votar de una sola vez la expulsión de todos ellos, el partido de Orbán anunció que se iba del grupo.

Marcelo Nagy

(c) Agencia EFE