Orange podría restringir manifestaciones en vecindarios tras protestas en residencia de Chauvin

·4  min de lectura

A pocos días de la muerte de George Floyd, en mayo del 2020, una multitud se apareció repentinamente en un vecindario cerca de Windermere y comenzó a manifestarse frente a una propiedad perteneciente al oficial Derek Chauvin.

En ese momento el exagente de la Policía de Minneapolis era señalado por el asesinato del hombre de raza negra. Chauvin fue hallado culpable en abril del 2021.

El sheriff del condado de Orange, John Mina, pensó que podía sacar la protesta del vecindario residencial. “Siendo el exjefe de policía en Orlando, donde teníamos una ordenanza, [pensé], ‘No pueden estar allí. Seguramente se trata de una violación de la ordenanza“, dijo Mina.

Pero el sheriff se enteró de que no – al menos no en Orange.

A pedido de Mina — y con el apoyo del alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, exsheriff y exjefe de policía de Orlando — los abogados del condado presentaron una ordenanza el martes para limitar las protestas en los vecindarios y mantener a los manifestantes pacíficos lejos de las casas.

“Todo lo que se necesita es el próximo punto de tensión, la próxima controversia aquí, el próximo tiroteo policial o lo que sea”, dijo Mina.

El propósito de la ordenanza es “proteger el bienestar, la tranquilidad y la privacidad de los residentes dentro de sus hogares al prohibir ciertas actividades de piquetes” sin infringir el derecho a la libertad de expresión, dijo la fiscal asistente del condado, Joy Carmichael.

La ordenanza establecería límites para los piquetes en el hogar de una persona que sea objeto de críticas, quejas o burlas.

El asistente del fiscal del condado, Joel Prinsell, dijo que podría prohibir “simplemente sostener un cartel frente a la casa”.

Orlando y Winter Park tienen restricciones similares.

Pero los comisionados parecían estar asombrados ante la propuesta.

“Estamos limitando los derechos de las personas de la Primera Enmienda”, dijo la comisionada Emily Bonilla, quien quería más tiempo para considerar las restricciones. “Y es aún más importante que la gente tenga la oportunidad de comentarlo. ...Y al apresurar esto, le estamos quitando eso a la gente“.

La comisionada Mayra Uribe dijo que le preocupaba que la comunidad no estuviera involucrada en la discusión. “Sabemos históricamente que las diferentes comunidades son tratadas de manera diferente”, dijo.

La junta votó para posponer una decisión hasta el 22 de junio para que el público tuviera más tiempo para informarse del asunto y ser escuchado.

Las multitudes protestaron el año pasado del 29 de mayo al 6 de junio en Brightland Street, frente a la casa adosada del área de Windermere, propiedad del exoficial de policía de Minneapolis, Derek Chauvin, y su ahora exesposa Kellie, después de la muerte de Floyd, lo que provocó indignación y marchas en todo el país.

Chauvin se arrodilló sobre el cuello del hombre de raza negra durante nueve minutos y 29 segundos a pesar de que los transeúntes le rogaban que se detuviera, según muestran video de varias fuentes, incluidos testigos en la escena y cámaras corporales de los agentes.

Mina dijo que las protestas frente a la casa de Chauvin fueron “generalmente pacíficas”.

“Pero hubo vandalismo. Se realizaron dos arrestos. También hubo amenazas en las redes sociales de quemar la casa de esa persona“, recordó el sheriff. “Probablemente, dependiendo del día y la hora de la noche, teníamos entre 20 y 40 agentes debido al tamaño de la multitud”.

Mina dijo que habló con los manifestantes cara a cara, algunos de los cuales se quedaron toda la noche. También habló con los vecinos. “Estuvieron totalmente de acuerdo con la razón por la que la gente estaba allí”, dijo. “Pero se nota que había un poco de inquietud en ellos”.

Algunos vecinos se preocuparon más a medida que duraban las protestas.

“Me dicen: ‘Oye, ni siquiera puedo sacar a mi perro a pasear o no puedo dejar que mi hijo de 3 años salga aquí en su triciclo’, dijo Mina.

Carmichael dijo que la ordenanza propuesta permitiría a los agentes trasladar a los manifestantes pacíficos de un vecindario residencial — algo que no pueden hacer legalmente ahora — a otro lugar público para que los manifestantes puedan expresarse.

“La vía pública se considera un foro público tradicional donde ocurren protestas y otras asambleas”, dijo.

*Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Stephen Hudak. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.