OPS lanza alerta por riesgo de nuevos brotes de polio en América Latina

·2  min de lectura

La Organización Panamericana de la Salud puso en alerta a los países de América Latina por el riesgo de que haya brotes de polio y urge a reforzar las campañas de vacunación.

Después de que aparecieran casos en Nueva York, Estados Unidos, la agencia de la ONU recuerda que el poliovirus “puede propagarse rápida y silenciosamente” en comunidades con bajas tasas de inmunización

La polio no es una enfermedad tratable. La prevención con vacunas es la única opción.

Según la OPS, la cobertura de vacunación está por debajo del 80 por ciento en casi toda Sudamérica, algo que consideran “un problema grave”. Doce países de la región tienen un riesgo alto o muy alto de sufrir un brote.

La Organización está en estrecho contacto con Estados Unidos, y ha emitido varias alertas a los Estados Miembros para que se mantengan vigilantes.

POLIO: RIESGO Y AMENAZA

“No puedo decirlo bastante: instamos a todos los países de la región a que refuercen la vigilancia y lleguen de forma proactiva a los no vacunados con la vacuna contra la poliomielitis.

“La OPS ha alertado a todos los Jefes de Estado de la Región con respecto al riesgo y la amenaza y la necesidad de ponerse al día en la inmunización contra la poliomielitis con carácter de urgencia”, señaló la directora de la OPS, Carisse Etienne.

La gran mayoría de las infecciones por poliovirus no producen síntomas, pero de 5 a 10 de cada 100 personas infectadas con este virus pueden presentar algunos síntomas similares a los de la gripe.

En uno de cada 200 casos el virus destruye partes del sistema nervioso, ocasionando la parálisis permanente en piernas o brazos. Aunque es muy raro, el virus puede atacar las partes del cerebro que ayudan a respirar, lo que puede causar la muerte.

“Aunque el último caso confirmado de poliomielitis por poliovirus salvaje en la Región de las Américas ocurrió en 1991, la amenaza continúa”, ha señalado la OPS.

Por otro lado, los casos de viruela del mono aumentaron más de un 23 por ciento en la región en las últimas dos semanas. Aunque la transmisión ha disminuido lentamente en Estados Unidos, Canadá y Brasil, en otros países con grandes poblaciones metropolitanas se está produciendo un aumento de los casos.

La OPS dice que mientras las vacunas sigan siendo muy limitadas, los países deben reforzar las pruebas y el rastreo de contactos para reducir la transmisión. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Difteria, sarampión, poliomielitis: enfermedades amenazan a 80 millones de niños

¿Los recientes casos de poliomielitis se deben a la propia vacuna para atacarla?

El virus de la polio reaparece en el Reino Unido