OPS: advierten que están circulando vacunas falsas en la Argentina

·3  min de lectura
El comercio de vacunas falsas encontró una oportunidad en la escasez de dosis en el mundo
BBC Mundo

WASHINGTON.- El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, advirtió hoy sobre la existencia de oferta de vacunas contra el coronavirus falsas en Argentina, hecho que consideró un “problema” para las autoridades que tendrán que “identificar esta actividad delictiva”.

También aseguró que este tipo de negocios ilegales se dieron en México y en Brasil.

Solo se vive una vez: la pandemia le da la bienvenida a la economía YOLO

Hemos recibido información de México, Argentina y Brasil de que se han ofrecido algunas dosis a través de las redes sociales”, dijo hoy durante la rueda de prensa semanal de la organización, al ser consultado sobre un informe del diario The Wall Street Journal en el que reporta la venta de vacunas fraudulentas de Pfizer.

“Los mercados ilegales ofrecen vacunas que probablemente están falsificadas, no son la vacuna real, o tal vez las están robando de un centro de salud y nadie puede asegurar que estén almacenadas correctamente”, profundizó Barbosa.

La OPS advirtió que la pandemia del coronavirus ya entró a una nueva fase.
La OPS advirtió que la pandemia del coronavirus ya entró a una nueva fase.


La OPS advirtió sobre la existencia de un nuevo "problema": la venta de vacunas falsas

El funcionario resaltó la importancia de confiar en las vacunas administradas por las autoridades sanitarias, las únicas que tienen la garantía de ser “seguras y eficaces”. “Por lo tanto, es muy importante negarse a comprar cualquier tipo de vacuna que se ofrezca a través de las redes sociales e internet”, destacó.

Barbosa remarcó que la venta de vacunas falsas es “un riesgo para la salud”, además de implicar “un problema, no sólo para las autoridades sanitarias, sino también para la policía”.

Dosis falsas

The Wall Street Journal reportó esta mañana que Pfizer identificó en México y en Polonia los primeros casos de versiones falsificadas de su vacuna contra el coronavirus desarrollada con BioNTech.

Según el diario, aproximadamente 80 personas recibieron en una clínica de México una dosis falsa, con números de lote diferentes a los enviados al estado y una fecha de vencimiento incorrecta. Además, los pacientes inoculados, que no parecen haber sufrido daños físicos, tuvieron que pagar una suma de mil dólares para adquirir el fármaco.

El coronavirus llega al techo del mundo: primer caso detectado en el Everest

En Polonia, los frascos recuperados no tenían dentro la dosis para combatir el coronavirus, sino que la sustancia era un tratamiento antiarrugas según confirmó Pfizer. Las autoridades polacas pudieron incautarlas a tiempo y no fueron administradas a ningún paciente.

El reporte además profundiza en el trabajo que han realizado Estados Unidos, México y otros países en eliminar sitios web que afirmaban vender las inyecciones o tener algún tipo de afiliación con las empresas fabricantes de vacunas como Moderna y Pfizer.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El problema se exacerbó por la escasez de suministro de vacunas en varios países, lo que generó una oportunidad para que delincuentes incidan en el mercado y respondan a la demanda.

“Siempre que se ve este desajuste entre la demanda y la oferta en ciertas áreas, hay personas que están dispuestas a cubrir esa diferencia con falsificaciones”, dijo Tony Pelli, consultor de BSI Group, quien trabaja en seguridad, a The Wall Street Journal. “En el caso de los medicamentos nuevos, por lo general es solo cuestión de tiempo antes de que veas personas que intentan falsificarlos”.

Desesperada búsqueda en Indonesia de un submarino con 53 personas a bordo

Este tipo de actividades fraudulentas existe desde que comenzó la pandemia. De acuerdo al artículo, el Centro Nacional de Coordinación de Derechos de Propiedad Intelectual (IPR), un brazo del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, investigó el fraude a nivel mundial en la venta ilegal de barbijos falsos, equipos de protección personal y otros productos.

Agencia AFP