Opositores vuelven a las calles para pedir elecciones en Venezuela

1 / 3

Activistas de la oposición venezolana gritan consignas durante una manifestación callejera en Caracas, el 1 de abril de 2017

Activistas de la oposición venezolana gritan consignas durante una manifestación callejera en Caracas, el 1 de abril de 2017 (AFP | Juan Barreto)

La oposición venezolana inició este sábado una serie de protestas para exigir al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que respete la autonomía del Parlamento -donde es mayoría- y pedir elecciones como "única salida" a la crisis política.

"Elecciones generales, nada de diálogo. Ellos violaron la Constitución tratando de anular el Parlamento y ahora se echan para atrás, pero seguimos en dictadura", dijo a la AFP Eugenia Salazar, jubilada de 67 años que acudió a una sesión legislativa que la mayoría opositora de la Asamblea realizó en una plaza de Caracas.

En el debate, donde había un millar de personas, los diputados propusieron remover a los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, que esta semana emitieron un fallo adjudicándose las competencias legislativas, aunque tras una reunión entre los poderes públicos se retractaron.

"Esos magistrados cometieron un delito y tienen responsabilidad penal, el martes deberíamos iniciar el proceso para destituirlos", expresó Stalin González, jefe de la bancada opositora, motivando aplausos.

Aunque desconoce las decisiones del Supremo, Néstor Ramos, de 67 años, acudió a la sesión para pedir elecciones, "cansado de no conseguir" sus medicinas.

"Yo soy diabético y no consigo insulina. Estoy a la buena de Dios. Esto nunca había pasado aquí. No me importa el TSJ, quiero elecciones y que se vayan todos", dijo a la AFP.

Luego de la sesión, los diputados y parte de los manifestantes intentaron caminar hasta la Defensoría del Pueblo para pedir a su titular, Tareck William Saab, que rechace los fallos judiciales como lo hizo el viernes la fiscal general, Luisa Ortega, cercana al chavismo y quien los consideró una "ruptura del orden constitucional".

Sin embargo, militares y policías les impidieron el paso y los dispersaron con gases lacrimógenos que alcanzaron a varios diputados.La reacción de Ortega motivó una reunión el viernes del Consejo de Defensa, convocada por Maduro, en la que los poderes del Estado -salvo el Legislativo- exhortaron al TSJ a revisar los fallos.Durante la manifestación, el presidente del Parlamento, Julio Borges, dijo que el "golpe de Estado" -como calificó los dictámenes- continúa, aunque la corte se retractara, y pidió mantener las protestas.Los diputados acordaron marchar el martes hasta el Parlamento para iniciar la discusión sobre los magistrados.Su remoción requeriría el visto bueno del Poder Ciudadano, integrado por la fiscal, el defensor y el contralor (acusados por la oposición de servir al chavismo).En varios estados del país también hubo pequeñas protestas.