Opositores de Nicaragua denuncian de nuevo que les impiden salir de sus casas

Agencia EFE
·3  min de lectura

Managua, 13 nov (EFE).- Algunos líderes opositores de Nicaragua denunciaron este viernes que la Policía les impidió salir de sus casas, una medida que organizaciones defensoras de los derechos humanos ya han reportado en otras ocasiones durante este mes y que consideran es una forma de "represión" ejecutada por el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El miembro del Comité Político de la Coalición Nacional y dirigente de la extinta Contra, Luis Fley, así como el director ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Juan Sebastián Chamorro, denunciaron que agentes de la Policía les informaron que no podían de sus domicilios, sin presentar órdenes judiciales.

"Tengo la policía bloqueando la salida de mi casa. 'Usted no puede salir', me dicen", denunció Fley, en su cuenta de Facebook.

Por su parte, Chamorro, quien fue detenido en las afueras de Managua, afirmó que, si bien le dijeron que "no podía salir de la ciudad", inmediatamente lo obligaron a regresar a su casa.

En semanas recientes al menos tres líderes de la Coalición Nacional, incluyendo Félix Maradiaga y Violeta Granera, integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco, fueron impedidos de salir de las casas de donde se encontraban por la Policía Nacional, sin brindar explicaciones.

"Hoy me tocó mi turno", dijo Fley, quien aseguró que "no pudieron en los años 80, no podrán ahora, con Dios y patriotismo, nos liberaremos del sandinismo".

CONTEXTO ELECTORAL

Fley fue uno de los líderes de la Contra que, entre 1980 y 1990, se enfrentó en un conflicto armado contra el Gobierno sandinista de entonces, también presidido por Ortega, que costó la vida a más de 50.000 personas.

"Ortega tiene miedo de que la oposición nicaragüense se pueda reunir, pueda trabajar, y pueda derrotarlo por la vía cívica y pacífica (...). Estos abusos no nos van a detener, en nuestra lucha por la democracia, por acabar con esta dictadura oprobiosa, por medio de la lucha cívica y pacífica, para que pueda reinar la paz y la democracia en Nicaragua", resaltó Chamorro.

Mientras los opositores denunciaron los bloqueos en sus casas, la Policía realizaba un fuerte despliegue en algunas de las principales vías de ingreso a Managua, que incluyó un operativo de patrullaje inusual en zonas periurbanas.

Estas denuncias de los opositores coinciden con el inicio del año electoral de las elecciones de noviembre de 2021, comicios que la oposición y la comunidad internacional han pedido a Ortega sean "libres, justos, transparentes y observados", ante lo cual el presidente ha respondido con un "no se metan con nosotros".

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua estalló en 2018, luego de que cientos de personas murieron en ataques armados de policías paramilitares contra multitudinarias manifestaciones antigubernamentales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calculó en 328 las víctimas mortales en medio de las protestas, mientras organismos humanitarios han establecido en 684 los fallecidos. El Gobierno de Ortega admite 200 muertos y ha señalado que fue víctima de un "golpe de Estado fallido".

(c) Agencia EFE