Opositores firman un inédito acuerdo "por la democracia" en Bolivia

(De i a d) Los expresidentes de Bolivia, Víctor Hugo Cardenas, Carlos Mesa Gisbert y Jorge Quiroga; Rubén Costas, Luis Revilla y Samuel Doria Medina, el 12 de abril de 2017 en La Paz (AFP/Archivos | Jorge Bernal)

Expresidentes y líderes opositores bolivianos firmaron este miércoles un inédito acuerdo para anunciar su defensa coordinada de la democracia y la justicia en el país y solicitar al mandatario, Evo Morales, que acate el referendo que rechazó su aspiración a una cuarta reelección.

Los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga, el exvicepresidente indígena Víctor Hugo Cárdenas, el gobernador de la rica región de Santa Cruz (este), Rubén Costas, el líder opositor Samuel Doria Medina y el alcalde de La Paz, Luis Revilla, estamparon su firma a una declaración, en un acto público ante medios de prensa locales y extranjeros.

Es la primera vez, desde que Morales llegó al poder en 2006, que los opositores se unen para emitir una declaración de tal peso político, después de reiterados pedidos de sectores ciudadanos de formar un bloque de una unidad que haga frente al mandatario.

"Como ciudadanos, expresidentes, exvicepresidentes y jefes políticos, nos vemos en la necesidad de decir nuestra palabra en defensa de la democracia y la justicia en Bolivia", señalaron, en el acto de firma del acuerdo y en el que no emitieron opinión.

"Afirmamos hoy que trabajaremos unidos para denunciar ante la opinión pública nacional e internacional las acciones gubernamentales que se planifican y se realizan, poniendo en entredicho las libertades ciudadanas en Bolivia", acotaron.

Según los firmantes, el gobierno izquierdista boliviano ha utilizado la justicia como "instrumento de persecución" a opositores y, de tal manera, ha roto "los límites de la independencia y coordinación entre poderes".

Casi todos los opositores enfrentan juicios de diferente índole.

También exhortaron al gobierno a "respetar el voto del pueblo" expresado en un referendo en febrero de 2016 que rechazó un intento de Morales para reformar la Constitución a fin de postularse a un cuarto mandato (2020-2025) consecutivo.

Pese al resultado de la consulta, el gobernante aún busca el mecanismo para ir a un nuevo referendo para seguir en el poder.