La sombra de un poder paralelo planea sobre el triunfo opositor en Barinas

·4  min de lectura

Barinas (Venezuela), 10 ene (EFE).- El opositor venezolano Sergio Garrido fue proclamado gobernador del estado Barinas este lunes, entre reconocimientos a su triunfo y la sospecha de que se instaure en la región natal de Hugo Chávez un cargo paralelo, como ocurrió anteriormente en entidades regidas por antichavistas, aunque el presidente Nicolás Maduro prometió que desaparecería esa figura.

Luego de analizar los resultados de la repetición electoral en la región llanera, que dieron la victoria a Garrido con 172.497 votos (el 55,36 %) frente al chavista Jorge Arreaza que obtuvo 128.583 (el 41,27 %), el oficialista se pronunció y pidió al ganador tener "mucho cuidado" porque desde las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) prometen estar vigilantes.

"Insistimos, mucho cuidado señor Garrido porque aquí vamos a estar para defender Barinas, (no dé) ni un paso en falso porque no le vamos a permitir que se le haga daño al pueblo de Barinas", dijo en una declaración el también excanciller la mañana de este lunes.

Su advertencia llegó acompañada de mensajes de dirigentes chavistas en redes sociales que aseguraban que Barinas había ganado un nuevo "protector", tal como el propio Arreaza lo dijo en el mensaje en Twitter en el que reconoció la derrota: "Seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios".

Tras las anteriores elecciones regionales en 2017, el presidente Maduro nombró "protectores" de estados, un cargo paralelo a los gobernadores, en varias regiones donde la oposición había vencido.

Estas figuras fueron nombradas en regiones como Mérida o Táchira de forma discrecional y les otorgaron responsabilidades y presupuestos correspondientes a los gobiernos regionales.

No obstante, Maduro se comprometió en junio pasado a no designar "protectores" luego de las elecciones del pasado 21 de noviembre, una decisión sobre la que titubeó posteriormente.

"CANSADOS DE LA REVOLUCIÓN"

En un modesto acto bajo un toldo y tras participar en una misa acompañado de su familia y su comando de campaña, Garrido, de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), recibió su credencial mientras usaba una gorra con los colores de la bandera de Venezuela que mostró sonriente.

El flamante ganador aseguró a la prensa que su esperanza es que desde el Ejecutivo nacional "cumplan su palabra" y no designen figuras alternas que resten competencias al gobierno regional.

"Esperamos y aspiramos que cumplan con su palabra de no nombrar protector en ningún estado, pero si eso llegara a suceder tendrán que entender que este pueblo de Barinas no lo quiere, lo que quiere es a su gobernador legitimo y elegido por el pueblo", dijo.

Recordó que al candidato chavista en la entidad no lo derrotó él, "sino el pueblo", a través del voto, porque están "cansados de la revolución".

Sin embargo, aseguró que no tendrá problemas en recibir cualquier propuesta que venga del oficialismo, siempre y cuando sea para "dar el desarrollo y el empuje a Barinas".

"No estamos a puertas cerradas, nosotros no estamos con mezquindades (...) Aquí somos amplios, todos aquellos que quieran venir a ayudar, a colaborar, a contribuir para el desarrollo y el fortalecimiento de los problemas de nuestro estado bienvenido sea, venga de donde venga", apostilló el gobernador electo.

RECONOCIMIENTO DE TODOS

El líder del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Óscar Figuera, que encabeza una coalición de chavistas críticos, se pronunció sobre el triunfo opositor en Barinas y aseguró que es muestra de "que el pueblo se hastía y se levanta contra el abuso de poder".

"El pueblo se hastía y se levanta contra el abuso de poder y el descarado ventajismo. Claro está que la victoria de la oposición de derecha no significa un cambio en sus precarias condiciones de vida", escribió el también diputado en su cuenta de Twitter.

También reconoció la victoria de Garrido su contrincante en la contienda electoral Claudio Fermín, considerado un disidente del antichavismo mayoritario, quien felicitó al nuevo gobernador de Barinas y celebró "la legitimación del voto como método para la resolución de diferencias".

En un comunicado, Fermín consideró que su felicitación "es de aplaudir también el regreso al espacio electoral y la legitimación tan grande que el voto ha recibido".

"Deseamos que la lección que nos está dando el pueblo barinés sea escuchada sobre todo por quienes han divulgado que votar es una sinvergüenzura, o que es un acto deshonesto de colaboracionismo", afirmó.

Entretanto, ante una polémica repetición electoral, tanto como sus resultados, el silencio solo fue la regla para el presidente Maduro quien se limitó a replicar cinco mensajes en Twitter en los que daban ánimo a Arreaza y, acto seguido, se fue a Nicaragua para acudir a la toma de posesión del presidente Daniel Ortega.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.