Oposición venezolana está a punto de sacar a Guaidó del liderazgo. Es un error, dicen observadores.

ASAMBLEA NACIONAL VENEZUELA/ASAMBLEA NACIONAL VENEZUELA

Un bloque mayoritario de la oposición venezolana se dispone a disolver próximamente al denominado gobierno interino del dirigente opositor Juan Guaidó, en una controversial medida descrita como un pasó lógico por algunos y criticada por otros que la caracterizan como un error que solo beneficiará al régimen de Nicolás Maduro.

La propuesta para disolver el interinato es respaldada por más de dos tercios de los 112 diputados que había respaldado inicialmente el nombramiento de Guaidó como presidente interino de Venezuela tras declarar que Maduro usurpaba el poder. La medida tiene prevista ser ratificada el jueves, pero fuentes dentro de la Asamblea Nacional dijeron que el proceso podría extenderse hasta el viernes o incluso hasta la próxima semana, en vista de que algunos diputados se encontraban el miércoles solicitando una postergación al voto.

“Es necesario conversar más” para llegar a un consenso antes de ratificar la eliminación del “gobierno interino”, dijo el dirigente opositor Juan Pablo Guanipa tras reunirse con distintos dirigentes políticos, académicos y miembros de la sociedad civil.

El Miami Herald había adelantado en octubre que tres de los cuatros principales partidos políticos de la oposición venezolana habían tomado la decisión de desmantelar al gobierno interino al considerar que la figura había ya había agotado su función aún cuando Guaidó seguía siendo reconocido como el presidente legítimo de Venezuela por Estados Unidos y varias decenas de gobiernos.

Consultada en esa oportunidad, la Casa Blanca ratificó que seguía apoyando al joven dirigente venezolano pero admitió que no tenía planes de inmiscuirse en la pugna interna por el liderazgo de la atribulada oposición de Venezuela y que respetaría la decisión que fuese tomada finalmente.

Para algunos observadores internacionales lo que la dirigencia opositora se dispone a hacer es un gran error.

“Es un disparate”, comentó Antonio de La Cruz, Senior Associate del programa para las Américas del instituto de investigaciones Center for Strategic and International Studies. “Va a ser la coronación de Maduro porque al eliminar la presidencia interina lo que se va a hacer es dejar de facto” el gobierno de Maduro.

A diferencia de lo que ocurrió cuando Guaidó fue proclamado como presidente interino por la Asamblea Nacional en enero del 2019, los expertos constitucionales más respetados del país han señalado que nueva propuesta opositora carecería de asidero en la Carta Magna, resaltó.

Guaidó instó el martes a los venezolanos que manifestasen su rechazo a la propuesta de modificar el “estatuto de transición” con el fin de eliminar la presidencia interina, señalando que esta es indispensable para proteger los activos del país sudamericano en el exterior de los esfuerzos del régimen por tomar posesión de ellos. Estos activos incluyen cerca de $1,000 millones en lingotes de oro depositados en las bóvedas del Banco de Inglaterra y la refinería estadounidense Citgo.

Pero dirigentes de los tres partidos dispuestos a disolver el interinato — Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo — desestimaron ese argumento.

“Con la reforma del estatuto que rige la transición a la democracia, la protección de los activos del Estado venezolano en el extranjero está garantizada. Estos nunca llegarán a las manos del régimen. Así lo hemos verificado con nuestros aliados internacionales”, remarcaron en un comunicado.

Quienes argumentan a favor de la disolución del interinato enfatizan que es una propuesta que ha quedado totalmente agotada y que se requiere salir de la figura para encontrar nuevas fórmulas que permita enfrentar al régimen debido en parte a que actualmente cuenta con muy bajo respaldo popular.

“Los venezolanos ya están bastante hartos del experimento del gobierno interino y es natural que la oposición esté buscando maneras de volver a conectarse con una población que está cada vez más escéptica y distante de la clase política”, dijo Geoff Ramsey, director del programa para Venezuela del centro de estudios Washington Office on Latin America.

“La oposición está dándose cuenta de la importancia de adoptar una estrategía más realista... que la de seguir insistiendo en un gobierno que no controla el territorio, ni las instituciones del Estado”, señaló.

No obstante, algunos creen que la decisión de remover al interinato podría tener serias repercusiones para Venezuela, en especial dentro de la política de Estados Unidos frente al régimen de Caracas y sobre el futuro de los activos.

Para Eddy Acevedo, jefe de gabinete del presidente del Wilson Center, dijo que pese a las reiteraciones formuladas por los diputados que aspiran remover a Guaidó, la decisión al final sí podría atentar contra la propiedad de Venezuela sobre los activos de Citgo.

“Es muy triste lo que va a pasar”, dijo Acevedo. “Es una decisión de los venezolanos y Washington va a respetar a los líderes que ellos escojan... pero esto va a poner en riesgo el control que se tiene sobre los activos”, debido a que estos han sido respaldados por jueces en el exterior que se han pronunciado a favor del gobierno interino en visto de que éste es reconocido por Estados Unidos y otros países.

Con la desaparición del interinato, esos activos van a quedar en riesgo.

“Tan pronto esta decisión sea tomada, los acreedores de Venezuela (cuyas deudas han sido incumplidas por el régimen) van ha salir masivamente y van a tratar de congelar algunos de estos activos, y los jueces, van a entonces a encontrarse en el dilema de decidir cuál es la estructura en Venezuela”, agregó Acevedo.