Oposición venezolana pide un cambio en la finalización de la campaña de elecciones regionales

·4  min de lectura
VENEZUELA-POLITICA-OPOSICION

Por Mariela Nava Keren Torres

MARACAIBO/BARQUISIMETO 18 nov (Reuters) - Venezuela cerró el jueves la campaña para los comicios regionales en los que por primera vez en cuatro años participan opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro quienes piden a los votantes castigar a los gobernantes oficialistas por la hiperinflación y la profunda recesión.

La elección del domingo para gobernadores, alcaldes y concejos municipales es una prueba importante para la oposición fragmentada, que se abstuvo en las elecciones presidenciales de 2018 y en las parlamentarias de 2020. En estos comicios, los opositores participan con un optimismo cauteloso.

Dado que se espera que la participación sea baja entre los 21 millones de votantes registrados, la dividida oposición corre el riesgo de perder terreno frente la maquinaria electoral del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Si la oposición no logra mantener las 4 gobernaciones que ganó en 2017, de 23 estados, carecería de una base de poder para lanzar una campaña para las elecciones presidenciales, previstas para 2024.

Los líderes de la oposición han tratado de motivar al electorado, haciendo campaña sobre los altos niveles de pobreza y el colapso de los servicios públicos, particularmente fuera de la capital, Caracas.

"Aquí no hay agua, no hay luz, no hay comida, no tenemos nada, pero sí esperanza. Manuel no va a perder", dijo Eva Prieto, una abogada de 52 años, en una caminata el martes junto a otros cientos de personas en el cierre de campaña de Manuel Rosales, candidato opositor a la gobernación del estado Zulia, al oeste de Venezuela y en la frontera con Colombia.

Rosales, un abogado de 68 años, ya fue gobernador de Zulia entre el 2000 y el 2004 y reelegido por otros cuatro años, además de candidato en las presidenciales de 2006. Su candidatura es vista por analistas y encuestadoras como una de las que tiene mayor opción de alzarse con la victoria.

"Vamos a detener la destrucción y el Zulia entrará en otra etapa de su historia como la tierra grande que es", dijo Rosales a Reuters al inicio de una caminata en Maracaibo, capital del Zulia, uno de los estados más castigados con las fallas de suministro de luz, agua y gas, debido a los años de desinversión en el mantenimiento de sus redes de suministro.

La votación también es una prueba de la imparcialidad del CNE, que en mayo incluyó a dos opositores entre sus 5 directores principales, lo que la convierte en la junta más equilibrada en 17 años, según han dicho sus miembros.

Unos 130 observadores de la Unión Europea estarán repartidos en cerca de 1.000 de los 14.400 centros de votación de todo el país, en la primera misión electoral europea que está en el país desde 2006. Isabel Santos, jefa de la misión, dijo el jueves que "no vinimos con un informe preparado (...) sólo al final tendremos un informe hecho" y será presentado de forma preliminar 48 horas después de la elección y el definitivo en unos dos meses.

La actuación de la oposición puede verse afectada por las dudas sobre algunas figuras, que según críticos, se postulan para dividir los votos y favorecer al partido gobernante.

En el estado de Lara, Henri Falcón, un exgobernador de 60 años, ha sido condenado al ostracismo por muchos miembros de la oposición desde que rompió filas en 2018 para disputar las elecciones presidenciales contra Maduro.

Parte del rechazo se ve en las calles de Barquisimeto, donde hay una campaña anónima con afiches que tienen la cara de Falcón y el logo del partido oficialista, PSUV y la frase: "Lara, no dejes que el régimen te engañe, no salgas a votar".

Falcón niega cualquier vínculo con el gobierno y ha prometido que el domingo derrotará al candidato oficialista Adolfo Pereira. "Lara será el epicentro del cambio político de Venezuela (...): el larense quiere soluciones y verdadero progreso", dijo el candidato en un caminata.

El oficialista Freddy Bernal, candidato a la gobernación del estado Táchira, en la frontera con Colombia, estuvo el jueves en el acto de culminación de su campaña en un foro deportivo bajo techo entre globos y pancartas de apoyo.

"Freddy Bernal es el hombre que necesitamos en Táchira porque este es un estado muy abandonado, no solo por los partidos de oposición, sino por los del gobierno", dijo José Archila, de 58 años y funcionario del Ministerio del Ambiente.

(Reporte de Mariela Nava en Maracaibo y Keren Torres en Barquisimeto y Anggy Polanco en San Cristóbal. Reporte adicional de Johnny Carvajal en Caracas. Escrito por Vivian Sequera y Mayela Armas.)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.