La oposición presentó una denuncia para que se investigue a la tripulación del avión con iraníes inmovilizado en Ezeiza

·3  min de lectura
El Boeing 747 de la empresa Emtrasur que quedó varado en Ezeiza
El Boeing 747 de la empresa Emtrasur que quedó varado en Ezeiza

Mientras sigue la polémica por el avión venezolano inmovilizado en Ezeiza, en el que se trasladaban cinco iraníes con un manifiesto de vuelo que tenía irregularidades, representantes de Juntos por el Cambio llevaron el caso a la Justicia para que se investigue a la tripulación. En tanto, el Poder Judicial también debe resolver por un habeas corpus del abogado Rafael Resnick Brenner para que se libere la aeronave.

“Ya presentamos junto al diputado Ricardo López Murphy la denuncia ante el juez federal Federico Villenas para que se investigue a los titulares de todos los organismos involucrados y se obtengan los datos dactilares de la ‘tripulación’ involucrada en el caso del avión venezolano iraní”, adelantó el diputado nacional opositor Gerardo Milman.

La presentación se hizo con el patrocinio de los abogados María Eugenia Talerico y Yamil Santoro, con la intención de que se indague sobre la identidad y los antecedentes de quienes iban en ese vuelo.

El representante de Pro que responde a Patricia Bullrich, y quien durante la gestión macrista fue secretario de Seguridad Interior, ya había hecho otras quejas al respecto de este avión. “Le pedimos al Gobierno que brinde información clara sobre el anómalo comportamiento de la aeronave que voló sobre nuestro territorio con el transponder apagado. ¿Fue un vuelo de carácter oficial o privado? ¿Por qué no quería ser localizado? Tenemos un avión venezolano, de origen iraní y con pedido de captura de los Estados Unidos en nuestro país. Esto es gravísimo”, se quejó en Twitter el legislador.

Todo comenzó cuando el avión en que viajaban estos cinco ciudadanos de Irán junto a 14 venezolanos aterrizaron en el Aeropuerto de Ezeiza con piezas para una fábrica de automóviles y fueron abordados por las autoridades debido a un problema de papeles: había siete nombres de iraníes en la declaración de la tripulación, pero solo cinco a bordo.

Pero no fue solo eso. Los investigadores locales recibieron información que marcaba que estas personas podrían tener vínculos con la fuerza Quds, un grupo calificado como terrorista por los Estados Unidos y cuyo jefe de 1994 tiene pedido de búsqueda y captura internacional por el atentado a la AMIA en la Argentina.

Además este avión, que opera desde enero para Emtrasur Cargo -la división de carga de la firma de bandera venezolana Conviasa-, fue en realidad usado durante los últimos 15 años por la compañía iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos ya que allí consideran que esa aerolínea es un brazo logístico de Quds.

Ahora las empresas no quieren proveerle combustible para que pueda llegar a Caracas porque pretenden evitar penalizaciones por abastecer a esa firma.

En tanto, el habeas corpus en favor de los tripulantes fue presentado por Resnick Brenner ante el juzgado federal de Lomas de Zamora, a cargo de Federico Villena. En ese documento, el letrado pide que se ordene la carga urgente de combustible y que se restituya la aeronave. El abogado planteó, además, que existe una “afectación ilegítima de la libertad” de quienes llegaron en ese avión, que ahora solo pueden abandonar el país con un vuelo de línea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.