La oposición se prepara para resistir la idea del Gobierno de postergar las elecciones

Maia Jastreblansky
·5  min de lectura

El oficialismo se prepara para lanzar una pelota a Juntos por el Cambio. Ayer, una cumbre del Frente de Todos en la Casa Rosada puso sobre la mesa la posibilidad de postergar las elecciones de este año al menos un mes, con el argumento de darle tiempo al plan de vacunación. La idea oficial es plantearlo como "un debate que hay que dar" y salir a tantear voluntades en el Congreso. Pero en Juntos por el Cambio ya aparecen las primeras voces de resistencia.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hizo saber en las últimas horas a algunos interlocutores que sostiene su postura contraria a cambiar las reglas de juego "sobre la marcha". Todavía, sin embargo, no lo sondearon desde el campamento del Frente de Todos, ni se conversó del tema de las fechas de los comicios en las reuniones de la mesa nacional de Juntos por el Cambio. "Si hubiera realmente un planteo formal por una cuestión sanitaria, lo vamos a evaluar", dijeron a LA NACION cerca de Uspallata.

El Gobierno analiza la opción de postergar el calendario de elecciones

La titular de Pro, Patricia Bullrich, ya tiene una posición tomada. "Nosotros sostenemos que los cambios en año electoral no son buenos. Tampoco el oficialismo nos planteó un diálogo real por este tema. Van a haber elecciones en Ecuador y en Chile y no tiene un impacto en el nivel de contagios. En la Argentina no sabemos qué va a pasar con la pandemia y la vacunación ni en agosto ni en septiembre", dijo a LA NACION. Y lanzó: "Evidentemente el Frente de Todos está tratando de mejorar sus condiciones para este año".

Anoche, en TN, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, advirtió que una postergación de las elecciones "tiene que ser por amplio consenso y no por una mayoría circunstancial" en el Congreso, porque implica modificar la ley electoral.

"Hasta ahora nadie nos consultó. El Gobierno habilitó escuelas para la elección en Bolivia y ahora hace este planteo. Juntan lo útil con lo que les conviene electoralmente y patean para adelante pensando que van a estar mejor parados", dijo a LA NACION un importante diputado de Juntos por el Cambio que tiene peso en la mesa nacional de la oposición.

En Diputados, sin embargo, figura un proyecto de ley de dos legisladores del radicalismo porteño, Emiliano Yacobitti y Carla Carrizo -muy cercana a Martín Lousteau- que plantea correr la fecha de las PASO para septiembre. El espíritu de esta iniciativa no tiene que ver con la pandemia, sino que fija como argumento la necesidad de "acortar el tiempo entre las primarias y las elecciones generales con el objetivo de evitar que las campañas políticas ocupen gran parte del año".

El plan oficial

Tal como publicó LA NACION, ayer en un almuerzo, Alberto Fernández; el jefe de la bancada oficialista, Máximo Kirchner; el titular de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro repasaron la marcha de la campaña de vacunación, trazaron un panorama del año electoral y analizaron preliminarmente la posibilidad de postergar la fecha de las elecciones legislativas de este año.

Massa y Máximo Kirchner en el Congreso
Fuente: LA NACION

El Presidente y los socios de la coalición de gobierno conversaron la posibilidad de correr las primarias para la última semana de septiembre y las generales "para noviembre". El argumento que esgrimieron mientras almorzaban es que para ese entonces "estará más recorrida la campaña de inmunización". El Presidente machacó con la necesidad de buscar acuerdos amplios y Massa quedó como el encargado de salir a sondear apoyos en Diputados.

Cafiero dijo deslizó ayer en una entrevista con C5N: "¿Lo mejor es votar el 15 de agosto las PASO? ¿Cómo vamos a estar con la pandemia?".

"Lo que planteamos es no superponer el cronograma de vacunación con el electoral. Y menos en pleno invierno. El oficialismo lo plantea fundado en la pandemia, no en lo electoral. No hay especulación ahí. Es un debate que es necesario dar ¿Qué va a hacer la oposición?", dijo hoy a LA NACION un altísimo funcionario que buscó marcar la tónica que tendrá la discusión.

La incertidumbre mundial en torno a las vacunas plantea un panorama difuso para el Gobierno, porque no está claro cuándo podría culminar la campaña de vacunación. Aplazar las elecciones, además de evitar una campaña proselitista condicionada por la pandemia, le daría más tiempo al oficialismo para mostrar mejores signos de recuperación económica, un tema que desvela a la Casa Rosada.

Como ocurrió con el clamor de un grupo de gobernadores que quiere suprimir las PASO, la idea de correr el calendario electoral también cuenta con el visto bueno de muchos mandatarios provinciales. Así lo planteó Jorge Capitanich (Chaco) esta semana cuando salió de una reunión con De Pedro y dos gobernadores de Juntos por el Cambio, Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes).

"Hay que definir si (las PASO) se van a sostener o si se va a promover su suspensión. También está el tema de la fecha, porque es probable que frente a una pandemia que todavía está lejos de extinguirse sea necesario tener mejores condiciones sanitarias. Eso podría requerir un diferimiento de la fecha, por lo que también debe formar parte del debate público", dijo.

Hoy, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, sostuvo hoy que la postergación de las PASO de agosto a setiembre, sería una "opción a analizar".