La oposición pide la renuncia de una ministra colombiana por un escándalo de contratación

·3  min de lectura

Bogotá, 3 sep (EFE).- La ministra de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Colombia, Karen Abudinen, asistió este viernes a un debate de moción de censura en su contra en la Cámara de Representantes por las irregularidades de un polémico contrato por el que diferentes sectores del país piden su renuncia.

Se trata de un millonario contrato para instalar 7.277 Centros Digitales para proveer internet a escuelas rurales de Colombia y que fue adjudicado a la Unión Temporal Centros Poblados, uno de los dos contratistas.

Para empezar a ejecutar el contrato, cuyo monto total supera el billón de pesos (unos 263 millones de dólares), el Gobierno dio a Centros Poblados un anticipo de 70.000 millones de pesos (unos 18 millones de dólares).

Sin embargo, medios locales como la emisora W Radio revelaron que el contratista, que no tenía experiencia ni capacidad para cumplir con lo acordado, presentó tres pólizas de garantías falsas en la licitación y tras recibir el anticipo apenas se ha avanzado en la ejecución del contrato.

CADUCIDAD DEL CONTRATO

Una vez se desató el escándalo, el MinTIC declaró la caducidad del contrato en agosto pasado, por lo cual se le impuso una multa de 39.015 millones de pesos (unos 10,2 millones de dólares).

Abudinen reveló el pasado 24 de agosto que el proyecto de centros digitales ahora se desarrollará con ETB NET Colombia Conectada, una unión temporal integrada por ETB y por Skynet, que fue parte de la licitación original.

Igualmente la ministra aseguró ese día que el Gobierno ya está recuperando el dinero del anticipo, que según se conoció esta semana supuestamente está en cuentas no solo en Colombia sino también en Estados Unidos.

ARGUMENTOS DE LA OPOSICIÓN

Durante el debate, los representantes opositores, que piden la renuncia de la ministra, argumentaron que si Abudinen no hizo parte del "entramado" de Centros Poblados, pecó por negligencia porque no fue capaz de cumplir con una de las tareas que tiene en su cargo, que es "cuidar los recursos públicos".

"Usted le hace un daño inmenso al país manteniéndose en la cartera. Ministra, usted tiene una responsabilidad política enorme que no puede trasladarle al Congreso", expresó la representante Katherine Miranda, del partido Alianza Verde, que fue una de las que convocó la moción.

En esa misma línea, León Freddy Muñoz, compañero de bancada de Miranda, aseguró que por las desatenciones de la ministra hay 70.000 millones de pesos "perdidos".

Por su parte, voceros de algunos partidos que apoyan al Gobierno defendieron la gestión de la ministra y valoraron que Abudinen -quien ha dicho que en este caso el Estado fue engañado- haya denunciado la corrupción de las empresas que participaron en el entramado.

"Sé con certeza que el Gobierno está haciendo grandes esfuerzos para que los recursos vuelvan otra vez al Ministerio TIC, para que los responsables cumplan con sus responsabilidades", dijo la representante Margarita Restrepo, del oficialista Centro Democrático.

En su defensa en el Congreso la ministra Abudinen aseguró que "lo más fácil para los corruptos es que la ministra se vaya. Eso sería una victoria para ellos. Ellos saben que conmigo se queda una enemiga feroz contra la corrupción y que voy a llevar esto hasta las últimas consecuencias".

Añadió que su responsabilidad política consiste en destapar la corrupción dentro y fuera del Ministerio, tal y como lo ha venido haciendo.

"Responsabilidad política es lo que estoy haciendo en este recinto, poniendo la cara", dijo Abudinen ante la plenaria.

Tras la sesión de debate de hoy, la presidenta de la Cámara de Representantes, Jennifer Arias, deberá convocar a una nueva sesión en los próximos diez días para que se vote si Abudinen continúa como ministra o no.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.