La oposición paraguaya convoca una "gran movilización" de apoyo a su líder encarcelado

Asunción, 15 feb (EFE).- El Partido Liberal, el mayor de la oposición, convocó este lunes una "gran movilización" en Asunción para el próximo 26 de febrero en apoyo a su presidente, Efraín Alegre, en prisión preventiva desde finales de enero por un caso de supuestas falsificaciones de gastos en las elecciones de 2018.

Los liberales todavía ultiman el recorrido de esa manifestación, que acompañarán con otras acciones de protesta a lo largo de esta semana ante lo que consideran un caso de persecución política hacía Alegre, de 58 años.

El vicepresidente segundo del partido, Líder Amarilla, dijo en una conferencia de prensa que la convocatoria responde a la "indignación generalizada" de la sociedad "respecto a este Gobierno y a esta justicia corrupta".

"El próximo viernes 26, acá en Asunción, (vamos) a exigir la inmediata liberación del señor Efraín Alegre, que es un preso político y está en la cárcel injustamente", expresó Amarilla a los medios, en la sede del partido.

Alegre y la dirigencia liberal sostienen que su imputación y posterior encarcelación responde a motivos políticos y señalan como instigador al expresidente Horacio Cartes (2013-2018), del gobernante Partido Colorado, y a lo que denominan una "mafia" que copa las Justicia y la Fiscalía.

En ese sentido, Amarilla insistió en que Alegre está preso "por pensar diferente" y añadió que "la Justicia está totalmente comprada por Cartes y por su gente".

Por su parte, el exsenador Luis Alberto Wagner coincidió en que el actuar de la Justicia paraguaya representa "el fin del Estado de Derecho" y llamó a seguir movilizándose hasta que Alegre salga de la dependencia policial de Asunción en la que cumple prisión preventiva.

Para Wagner, la manifestación del 26 será solo el principio de "un proyecto de liberación de los paraguayos de esta mafia fiscal y judicial".

Aunque todavía se desconoce el recorrido de la marcha, el político adelantó que algunos puntos pueden ser la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, el Banco BASA (propiedad de la familia Cartes) y la casa del expresidente, en una céntrica avenida de Asunción.

Además, recordó que pronto empieza marzo, un mes convulso en la historia de Paraguay por los levantamientos que se han producido en distintos años.

"Varios marzos ya fueron los marzos paraguayos que dejaron fuera de juego a grandes delincuentes que querían adueñarse de la historia de Paraguay", expresó.

TRANQUILO DENTRO DE TODO

La hija de Alegre, Nadia Alegre, también intervino en la comparecencia para informar de las movilizaciones y del estado anímico del político.

"Mi papá está fuerte. Está tranquilo dentro de todo, fortalecido. Creo que es muy importante el apoyo de la ciudadanía que va a visitarle, a darle fuerzas", manifestó.

La hija del político también invitó a la ciudadanía a sumarse a las protestas, ya que se trata "de una causa nacional".

"No es solo Efraín Alegre. Está en peligro la democracia y está en peligro Paraguay", zanjó.

Aseguró además que políticos de diferentes países están viendo lo que ocurre en Paraguay y dijo que cuentan con el respaldo del Frente Amplio uruguayo, el Grupo de Puebla y de la senadora chilena Isabel Allende, entre otros.

La convocatoria se produce días después de que la Corte Suprema rechazara la acción de inconstitucionalidad por parte de Alegre que hubiera permitido su excarcelación.

La causa se remonta a mediados del año pasado tras la denuncia del dueño de una gasolinera del departamento de Alto Paraná (este) por presunto falseamiento de facturas para abultar los gastos de los liberales de esa zona en la campaña electoral de 2018.

A la imputación de la Fiscalía siguió la imposición de medidas alternativas por parte de una jueza de garantías que Alegre no cumplió, y que provocó que la magistrada ordenada la prisión preventiva, de un máximo de seis meses.

Alegre y sus abogados argumentan que se trata de un proceso sin base debido a que el presidente de los liberales era uno de los candidatos en esa campaña, por lo que no podía ejercer a la vez como administrador de gastos, tal y como establece la ley electoral.

(c) Agencia EFE