La oposición dice que Nicaragua pierde viabilidad como país de forma "acelerada"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Managua, 26 mar (EFE).- La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia dijo este viernes que Nicaragua, como país, está perdiendo viabilidad de forma "acelerada" debido a la política de Gobierno del presidente Daniel Ortega y las posibles sanciones internacionales a las que expone a la nación.

"Con suma alarma estamos observando que Nicaragua va perdiendo viabilidad aceleradamente. Puede llegar al punto que ya no sea viable como país, es decir que no sea un país normal en la vida política, por la represión, la persecución", dijo el director ejecutivo de la Alianza, José Dávila, en una declaración.

"No hay posibilidades de elecciones libres, el sector económico ya no funciona, no hay una política social congruente", continuó.

Según la organización opositora, la amenaza hacia la viabilidad del país se debe principalmente a "la indetenible represión del régimen Ortega Murillo contra los nicaragüenses que demandan justicia y libertad, la crisis económica que se agrava cada día más, con desempleo creciente, ingresos insuficiente de miles de familias, y la desenfrenada carestía de la vida".

El Gobierno de Daniel Ortega proyectó un crecimiento del 0,5 % en 2021, con una inflación de 4 %, según datos oficiales.

No obstante, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, se ha mostrado más optimista y ha dicho que la economía nicaragüense puede crecer un 2,5 % en el 2021 debido a que se espera un aumento de las exportaciones, en las remesas familiares y en la inversión extranjera directa.

La economía nicaragüense decreció un 2 % en 2020, el tercer año consecutivo de contracción, esta vez como producto de la pandemia de la covid-19 y los daños causados por los huracanes Eta e Iota en noviembre pasado, según informó el miércoles el Banco Central.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua cayó un 3,7 % en 2019 y 4 % en 2018, como producto de la crisis que afecta al país desde hace 35 meses, según el Banco Central.

NICARAGUA EN LA MIRA

A lo anterior, la Alianza recordó "la condena mundial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU exigiendo el cese de todas las violaciones a los derechos humanos de los nicaragüenses, y que asuma la resolución de la OEA de octubre del año 2020 para la realización de unas elecciones libres".

Adicionalmente, la organización disidente señaló "las audiencias en el Congreso de los Estados Unidos, y una posible ley que pueda implicar la expulsión de Nicaragua del tratado comercial del CAFTA (Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana)".

"Responsabilizamos directamente a Daniel Ortega Saavedra por esta situación trágica en que está sumido nuestro país y que se puede agravar, y le exigimos que anuncie a lo inmediato las reformas electorales, restaure las libertades públicas y detenga todo asedio y persecución de los opositores, para que Nicaragua pueda entrar a una etapa de tranquilidad", indicó.

La Alianza Cívica, que no tiene personalidad jurídica, fue creada inicialmente por el Episcopado para ser contraparte del Gobierno en la negociaciones de 2018 para poner fin a la crisis, que terminaron en fracaso.

Tras formar parte del gran bloque opositor Coalición Nacional, la Alianza Cívica sufrió una ruptura interna, y luego se unió con el partido político Ciudadanos por la Libertad (CxL), que no reconoce a otros disidentes, para formar la Alianza Ciudadana.

(c) Agencia EFE