Oposición marfileña crea un "consejo de transición" para formar un Gobierno

Agencia EFE
·4  min de lectura

Abiyán, 2 nov (EFE).- La oposición de Costa de Marfil anunció hoy la creación de un "consejo nacional de transición" encargado de formar "en las próximas horas un Gobierno de transición" hasta la celebración de nuevas elecciones presidenciales.

La oposición señaló que no reconoce la "parodia" de la votación del pasado sábado, pues considera "ilegal" la candidatura del presidente Alassane Ouattara a un tercer mandato y entiende que ahora hay en el país un vacío de poder.

El "consejo de transición" está presidido por el expresidente marfileño Henri Konan Bédié y se ocupará de "preparar la organización" de unos comicios "justos, transparentes e inclusivos", afirmó el portavoz de la oposición, Pascal Affi N'Guessan, en una comparecencia en Abiyán, capital económica del país.

La oposición pidió también "manifestaciones populares" para lograr la "victoria", al argumentar que el "mantenimiento" de Ouattara en el poder puede "conducir a una guerra civil".

Esas medidas se anunciaron después de que la misión de observación electoral de la Unión Africana (UA) calificara hoy de "satisfactorias" las elecciones, pese al boicot de la oposición

En un informe emitido en Abiyán, la misión de la UA, dirigida por el ex primer ministro yibutí Dileita Mohamed Dileita, afirmó que la votación se desarrolló "de manera globalmente satisfactoria a pesar de un contexto político caracterizado por la ausencia de consenso sobre el proceso (...) entre actores políticos".

De cara a votaciones futuras, la UA recomendó al Gobierno "establecer un marco de consulta entre los actores políticos y otras partes interesadas con el fin de crear y fortalecer un clima de confianza capaz de garantizar la paz y la estabilidad" en el país.

La misión del Instituto Electoral para la Democracia Sostenible en África (EISA) y el Centro Carter, que supervisó la votación en 17 regiones del país, se mostró algo más crítica y constató hoy en otro informe que "el contexto político y de seguridad no permitió organizar unas elecciones competitivas y creíbles".

La misión de Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), por su parte, advirtió de que "el proceso electoral en ausencia de diálogo podría afectar la cohesión social".

Ouattara encabeza el recuento de las elecciones, según los primeros datos oficiales anunciados ayer horas después de que la oposición ratificara que no reconoce los comicios y pidiera una "transición civil".

Con tan solo 20 de los 108 departamentos electorales existentes escrutados, el actual jefe de Estado lidera la votación con casi un 98 % del apoyo (498.628 votos).

Aunque se espera que se anuncien más resultados este lunes, no está claro cuándo terminará el escrutinio.

El apoyo de los otros tres aspirantes presidenciales -Henri Konan Bédié, Pascal Affi N'Guessan y Bertin Kouadio Konan- es muy escaso, pero suman varios miles de votos a pesar de la llamada al boicot de las fuerzas opositoras.

VIOLENCIA PREELECTORAL

Las elecciones tuvieron lugar en un contexto muy tenso por los enfrentamientos acaecidos desde que se hizo oficial en agosto pasado la candidatura de Ouattara a un tercer mandato, tras la repentina muerte de su sucesor, el primer ministro Amadou Gon Coulibaly.

De las 44 candidatos presentados, sólo fueron admitidos Ouattara, de la Agrupación de los Hufuetistas para la Democracia y la Paz (RHDP); Bédié, expresidente (1993-1999) y dirigente del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI); Pascal Affi N'Guessan, líder del Frente Popular de Costa de Marfil (FPI), y el exdiputado e independiente Bertin Kouadio Konan.

La oposición, que ha tildado la candidatura de Ouattara de "inconstitucional" y de "golpe de Estado", hizo en septiembre un llamamiento general a la "desobediencia civil".

Los disturbios preelectorales ocurridos desde entonces costaron la vida a unas 70 personas, según la oposición.

Según el artículo 55 de la Constitución, "el presidente de la República es elegido por cinco años por sufragio universal directo" y "sólo puede ser reelegido una vez".

Ouattara, de 78 años, fue reelegido ya en 2015 pero, dado que hubo una reforma constitucional en 2016, sus partidarios consideran que no computa su primer mandato (2010-2015).

La tensión electoral de este año despierta ecos de la crisis que vivió este país del África Occidental -el mayor productor de cacao del mundo- tras los comicios de 2010, que causó unos 3.000 muertos.

(c) Agencia EFE